Un grupo de biólogos de la Universidad de Oxford ha descubierto que las ovejas cuentan directores de marketing para dormirse. “Imaginar ejecutivos con traje dándose la mano entre ellos una y otra vez es lo que ayuda a las ovejas a conciliar el sueño, ya que no les sirve contarse a ellas mismas porque perciben demasiados matices en cada ejemplar. En cambio, los directores de marketing son todos iguales, al menos desde su punto de vista”, explican los investigadores en un artículo publicado esta semana en la revista “Farm Science Review”.

Este estudio sobre los ciclos de sueño de las ovejas es fundamental para mejorar el rendimiento de las explotaciones ganaderas. En Inglaterra, algunos pastores con ovejas estresadas y con dificultad para reponer fuerzas por las noches han empezado a llevar a los animales a reuniones de estrategia de empresas londinenses del sector de la publicidad y la comunicación. Los resultados han sido asombrosos: “Se quedan dormidas a los diez minutos de haber empezado la reunión, se desploman con la cabeza apoyada en el iPad”, confirma un ganadero de Mudchute.

“Tuvimos que interrumpir un ‘workshop’ sobre nuevas tendencias en marketing digital porque las ovejas roncaban y nos tocó llevarlas en brazos fuera de la sala, no se despertaban ni con codazos ni con gritos ni nada”, explica uno de los ejecutivos que ha participado en la investigación.

Sólo una de cada cinco ovejas fue inmune a la somnolencia incitada por los ejecutivos, pero luego se confirmó que se trataba de lobos con piel de cordero que, de hecho, acabaron integrándose en el departamento de recursos humanos de la compañía como uno más.