Diciéndoles que “es importante ser conscientes de los propios demonios interiores y de que Albert Rivera es uno de los pocos políticos más honestos de todo el país”, Eva Mugier, una psicóloga de 45 años de Barcelona, prescribía a todos sus pacientes votar a Ciudadanos. “Yo aconsejo a todo el mundo que se centre y eso implica confiar en la opción sensata de Rivera”, se defiende la doctora.

“La mayoría de mis pacientes me explica los motivos por los que son infelices y en casi todas las ocasiones esos problemas podrían resolverse votando a Ciudadanos”, explica Mugier, que prefiere optar por “estos métodos naturales y democráticos” para solventar los traumas de sus clientes.

“Hay que dejarse de idealizaciones, votar a Ciudadanos y andar, andar mucho”, insiste la doctora.

Según explica, a su consulta llega gente “con la cabeza llena de pajaritos y completamente desorientada” y, en esos casos, les insiste en que voten a Ciudadanos y esperen a ver los resultados. “La mayoría ya sabe lo que les vas a decir, pero necesitan que alguien les diga lo que tienen en la cabeza. Y lo que tienen en la cabeza es Ciudadanos”, dice.

Algunos pacientes, según han denunciado, llegaron a hablar con sus madres con el único propósito de aconsejarle también a ella que votara a Ciudadanos, siguiendo las indicaciones de la doctora, que llegó a realizar sesiones de terapia de grupo con doscientos pacientes a las que invitaba a Inés Arrimadas.