Ahora que se acercan las fechas de mayor consumo del año, hemos encargado a uno de nuestros redactores que compre varios productos en el Black Friday y luego lo hemos enviado a robar a El Corte Inglés para que pueda hacer una comparativa fiable de las dos experiencias.

Emoción

Al comprar en el Black Friday, aunque puedes encontrar buenos descuentos, la emoción de la compra no es comparable a la adrenalina de robar en El Corte Inglés. La experiencia resulta mucho más memorable en el segundo caso.


Tradición

Cuando robas en El Corte Inglés, estás respetando la tradición española del pillaje. En cambio, al comprar en el Black Friday no puedes evitar sentir que estás siendo influenciado por la cultura estadounidense. Personalmente, me quedo con la tradición española frente a lo que nos imponen desde fuera.


Esfuerzo

Correr delante de los agentes de seguridad de El Corté Inglés es mucho más sano y gratificante que comprar online. Robar en el Corte Inglés fomenta hábitos de vida saludables. En cambio, el Black Friday provoca un peligroso estilo de vida sedentario.


Precio

Aunque con el Black Friday te puedes ahorrar bastante dinero en algunos productos, robar en El Corte Inglés resulta totalmente gratis. En este caso también me quedo con la opción de El Corte Inglés por ser mucho más barata.


Tiempo

Los precios bajos del Black Friday provocan largas colas y grandes aglomeraciones; por el contrario, cuando robas en El Corte Inglés coges lo que quieres y te largas corriendo lo más rápido posible evitando las esperas en caja.


Devolución

Al querer devolver productos comprados en el Black Friday, te puedes encontrar con problemas si pierdes el ticket o si el estado de la caja del producto no es el original. En cambio, cuando robas en El Corte Inglés, si el producto deseado no funciona, simplemente vuelves a ir y te llevas otro. Mucho más fácil y más cómodo.


Facilidad de pago

Al comprar online con la tarjeta te sometes a peligros como que la conexión a Internet se corte o que los hackers rusos te dupliquen la tarjeta y te roben. Cuando robas en El Corte Inglés es mucho más seguro porque no tienes que sacar la tarjeta para nada.


Conclusión

Después de comprar varios productos en el Black Friday, y después de robar gran cantidad de cosas en El Corte Inglés, tengo que reconocer que, por el momento, la opción de robar en El Corte Inglés me convence mucho más en todos los aspectos. Veremos si el año que viene se acortan las distancias.

Javi Ramos, El Mundo Today, Soto del Real.