Conscientes de que los extraterrestres intentan controlarnos mentalmente a través de ondas de radio, los responsables de Albal han presentado esta semana un nuevo papel de plata con el doble de aluminio que protege al cerebro de los rayos que se infiltran en el sistema nervioso inoculando en nuestra mente todo tipo de pensamientos sin que nos demos cuenta.

“Debemos envolver la cabeza completamente con el papel, así, con varias capas, y entonces los rayos rebotan y se dispersan”, explicaba un portavoz de la compañía durante la presentación ayer en la sede principal de la compañía en Alcobendas, mostrando cómo debe usarse el nuevo producto. “Por precaución, yo recomiendo también tapar con papel de aluminio todas las ventanas de la casa, y proteger también a las mascotas, ellas también pueden ser controladas, incluso los peces, porque el agua es conductora de rayos”, agregaba el directivo ya con la cabeza completamente envuelta en papel Albal Extra.

“Se llama ‘Extra’ por ‘extraterrestres’ y porque lleva más aluminio de lo normal”, aclaró.

Uno de los periodistas presente en la rueda de prensa preguntó a los responsables de Albal si es posible que la idea de crear este nuevo papel sea “una estratagema de los extraterrestres, que les han controlado mentalmente a ustedes para crear un producto que en realidad hace lo contrario de lo que creemos y puede convertirnos a todos en esclavos de esos seres de fuera de la galaxia”. Tras un incómodo silencio, el portavoz de Albal se limitó a aclarar que “el papel también sirve para envolver bocadillos, en este sentido es como el papel de siempre, sólo que aún más resistente”.