Diciendo que ha llegado el momento “de okupar en plan serio”, Jaime Linares, un joven okupa de 35 años que ha logrado progresar en la vida, lleva unos meses buscando apartamentos con varias habitaciones que poder okupar a fin de formar una familia y sentar la cabeza lejos de la comuna, según él mismo ha informado esta mañana. “Hace unos años ni me lo planteaba pero me ha ido bastante bien últimamente y ahora me veo con fuerzas de okupar un piso algo más grande donde quizá tener hijos okupas en un futuro”, ha explicado.

“He de reconocer que me da un poco de vértigo pensar en todas esas habitaciones okupadas para mí solo porque, hasta ahora, siempre había okupado casas compartidas o apartamentos para okupas solteros”, explica. Según dice, ha estado mirando un par de casas semiabandonadas de Barcelona pero el mercado está fatal y no descarta trasladarse a las afueras. “Busco una casa grande en la que madurar desde la izquierda radical, con una moto familiar en la puerta y un huerto urbano rural en el jardín”, dice.

“No quiero parecer un okupa burgués pero es cierto que ya no me veo rodeado de gente con según qué pintas”, dice Linares. “Me ha ido muy bien y no tengo por qué avergonzarme y ahora tengo que progresar y buscar parques donde mis hijos puedan tocar la flauta y colegios privados en los que puedan okupar un pupitre”, agrega.

Al cierre de la edición, el joven okupa ha informado de que ha encontrado una casita preciosa a la que sólo le falta pinchar la luz de una farola para que esté lista para okupar.