Asegurando que el expolio fiscal catalán es una realidad, Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno, ha concluido que la independencia es la única vía posible para Cataluña y ha asumido como propio el proyecto secesionista sólo tres días después de ser designada presidenta de Cataluña tras el cese del anterior Govern, según han informado fuentes de la Generalitat.

“He visto los números, he entendido los problemas de los catalanes y esto me ha llegado a concluir que España está ahogando Cataluña y que los catalanes estaremos mejor sin ellos (España)”, ha declarado Soraya Sáenz de Santamaría esta mañana en una comparecencia en catalán desde el Palau de la Generalitat.

“Somos rehenes del Gobierno español”, ha dicho tras virar hacia el independentismo en sólo 72 horas.

La presidenta también ha considerado ir a Madrid en las próximas horas para reunirse con el presidente de España, Mariano Rajoy, y acordar los términos de un referéndum pactado que permita a Cataluña independizarse. También pedirá explicaciones a Rajoy sobre la situación actual de la región, a la que España ha impuesto una presidenta, “que soy yo, y que nadie ha votado y nadie quiere”.

“El 155 pretende desmontar el sistema institucional catalán y lo sé mejor que nadie porque lo he programado yo”, ha insistido la videpresidenta.

“Visca Catalunya Lliure”, ha concluido la presidenta catalana.