El artista flamenco Pitingo ha anunciado, a través de un comunicado de su oficina, la cancelación del concierto que tenía previsto ofrecer este viernes en Barcelona “para dar un respiro al pueblo catalán tras los lamentables episodios de violencia policial que padeció el pasado uno de octubre”.

Pitingo considera que los catalanes “ya han sufrido suficiente” como para que encima deban soportar un espectáculo de versiones flamencas. “Es momento para el diálogo, no para la soulería”, ha añadido el artista.

La decisión del cantante ha cogido al Gobierno con el pie cambiado, pues fuentes del Ejecutivo reconocen que las versiones flamencas de Nirvana se contemplaban en la última fase de la aplicación en Cataluña del artículo 155 de la Constitución.