La organización animalista PETA ha emitido un comunicado esta tarde recordando a todos los perros que conviven con informáticos que éstos deben salir a la calle a pasear como mínimo tres veces al día. “Si el informático presenta un comportamiento excesivamente nervioso o demasiado taciturno, conviene ladrar muy fuerte para forzarle a salir, tomar el aire y refrescarse”, aconseja la entidad de la mano de su portavoz, Dolores Parmalat.

“Un informático es un ser vivo, no es un mueble, y tiene sus necesidades. Aunque pueda pasar días sin salir de casa, no es bueno que lo haga y es responsabilidad de los perros que están a su cargo cuidar de ellos e intentar que se relacionen con otros informáticos o que al menos salgan a la calle”, reitera PETA.

Los animalistas reconocen que siempre ponen el acento en los derechos de las mascotas pero raramente señalan sus obligaciones. Esto favorece ciertos descuidos, especialmente cuando se trata de perros que conviven con informáticos muy tranquilos “que nunca se quejan y parece que están bien aunque tengan sus necesidades como todos los demás”. No hay que esperar a que hablen solos o aporreen el teclado de forma compulsiva. A veces, cuando eso ocurre, ya es demasiado tarde.

Los expertos piden también a los canes que no miren fijamente al informático cuando se está masturbando, pues su mirada puede interpretarse como un humillante acto de censura. “El porno es el mejor amigo del informático y hay que respetar esta necesidad íntima”, añaden. Aconsejan tener paciencia incluso cuando el informático, desesperado porque no hay nada en la nevera, acude a la lata de comida para animales como último recurso. “Compartir ayuda a reforzar lazos”, argumentan.

El comunicado de la organización termina informando a los perros de que tener un informático a su cargo es una gran responsabilidad: hay que jugar con él incluso si parece distraído y de vez en cuando escaparse de casa para que el informático se vea forzado a salir de su domicilio y pedir ayuda a sus vecinos, que muchas veces ignoran su existencia.