El Parlament de Cataluña ha aprobado hoy que se constituya “la república catalana, como Estado independiente y soberano”. Un minuto después, todos los abonados catalanes de Movistar han recibido un mensaje SMS que les daba la bienvenida a Cataluña y les informaba de las nuevas condiciones tarifarias, mucho más elevadas al considerarse que usan el servicio desde el extranjero.

Asimismo, la empresa de telecomunicaciones ha informado a través de su página web de que, a finales de este mes, todos los clientes de la república catalana con contrato tendrán que abonar el importe de la penalización por saltarse la permanencia en España. El importe dependerá del momento en el que se firmó cada contrato. Aunque la esperanza de muchos abonados es que Movistar abandone Cataluña como otras tantas empresas, la compañía ha descartado esta opción, prometiendo que los clientes que firmaron su permanencia “tienen Movistar para rato”.

“Lo del 155 lo teníamos ya asumido, pero esto es una faena, podrían haberlo avisado”, reconocía uno de los diputados del Parlament al poco de trascender la noticia. “Con el dinero de los catalanes no se juega”, añadía. Es muy probable que el resto de operadoras siga el ejemplo de Movistar, por lo que la medida acabará afectando a toda la ciudadanía catalana en su conjunto.

Tras las protestas de los catalanes, que ya se arrepienten en muchos casos de haber consumado la proclamación de la independencia, Orange ha hecho un llamamiento a la calma aclarando que ya está pensando en añadir a sus tarifas habituales -delfín, ballena, ardilla y tucán- otras más asequibles para extranjeros como la tarifa Rata separatista.