Aprovechando que todas las miradas y gran parte de las fuerzas de seguridad del Estado estaban centradas en el referéndum ilegal que se ha intentado celebrar hoy en Cataluña, el resto de comunidades autónomas de España ha llevado a cabo referéndums de autodeterminación que les han permitido escindirse de España, según informan diversos medios por toda la Península Ibérica, que muestran imágenes de ciudadanos celebrando la independencia enarbolando las banderas de sus respectivos países.

Dado que ni el Gobierno central ni Mariano Rajoy conocían estos planes, las votaciones han podido realizarse mediante urnas y censo electoral oficiales y sin incidentes de carácter violento, especialmente porque todas las fuerzas de seguridad del Estado están en Cataluña.

“Por supuesto que el referéndum de nuestra comunidad es vinculante”, han declarado los presidentes de las comunidades autónomas de Andalucía, Valencia, Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Euskadi, Madrid, Murcia, Aragón, Baleares, Extremadura, Asturias, Navarra, Cantabria y la Rioja, regiones que han logrado independizarse con éxito del Reino de España.

Todas estas regiones han votado a favor de su salida del Reino de España, que se hará efectiva en los próximos días y durante un período de 2 a 3 años en unos términos que habrá que negociar con Cataluña, única región española. El presidente del país, Mariano Rajoy, ha lamentado la decisión de todos los ciudadanos de la península pero ha prometido cumplir su deseo “de todos estos países que ahora son nuestros vecinos”.

El mapa de España queda, de este modo, reducido a la comunidad de Cataluña, que limita al norte con Francia y al oeste con las repúblicas de Aragón y Valencia. El rey Felipe VI ocupará su nuevo domicilio en el Palau Reial de la Diagonal de Barcelona en las próximas horas.

Se espera que en una hora la Comunidad Canaria anuncie también su independencia.