Asegurando que no negociará con ellos, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha enviado una misiva a los incendios forestales que amenazan a la población de Galicia rogándoles que “regresen a la legalidad de inmediato” y dejen de sumir a Galicia “en el desconcierto”, según han informado fuentes de La Moncloa.

El fuego tendrá hasta el próximo jueves para extinguirse por sí mismo; de no ser así, el Gobierno no descarta enviar bomberos armados con mangueras y hachas a la región. El presidente ha asegurado a los medios que resolverá esta crisis “por la vía del derecho y el diálogo, como se ha hecho siempre en España”, momento a partir del cual podrá sentarse a dialogar con las llamas en La Moncloa “donde mis puertas están siempre abiertas”.

“Necesitamos saber si tiene intención de seguir quemando”, ha preguntado Rajoy, que dice desconocer las “verdaderas intenciones” de las llamas.

“Espero que en las horas que quedan hasta que se cumpla el segundo plazo del citado requerimiento responda con la claridad que el derecho requiere”, ha dicho Rajoy al incendio.

A última hora, los incendios forestales han quemado la misiva enviada por Rajoy nada más recibirla y sin siquiera leerla, así como diversos ejemplares de la Constitución Española que han encontrado a su paso por diversas poblaciones gallegas.