Cansados de la política lingüística de la compañía, numerosos empleados de Vueling han declarado sentirse hartos “de tener que estar todo el día hablading de esta manering”. STAVLA, el Sindicato de Tripulantes Auxiliares de Vuelo de Líneas Aéreas, ha anunciado hoy que sus trabajadores harán “huelguing” hasta que no se corrija esta situación.

Desde la dirección de la aerolínea española, con sede en Barcelona, se defienden asegurando que “los pasajeros necesitan que se les hable de esta manering porque si no se olvidan de con qué compañía están viajanding”. Javier Sánchez-Pieto, el director ejecutivo, ha enviado un mensaje a los trabajadores pidiéndoles “que se calming” y les ha instado a encontrar “una solución madura para el conflicting, pues somos todos adultings”.

Los trabajadores aseguran llevar años “soportanding esta situación” y por eso han decidido decir basta. “Lo de ir disfrazados de nube vale, pero lo de hablar como gilipollings es demasiading”, insisten. “Es difícil gestionar las situaciones de crisis que se producen durante algunos vuelos hablando asing”, añaden.

No es la primera vez que los trabajadores de una compañía española se revelan de esta manera. Hace seis años, varios teleoperadores protestaron porque su empresa les obligó a abandonar a sus familias, cambiar de especie y someterse a un durísimo tratamiento hormonal para convertirse en Pelochos.