Murcia se soterrará para que la línea del AVE pueda circular por la región sin que las vistas afecten al paisaje durante el trayecto. Así lo ha confirmado esta mañana el responsable de Adif en el Levante, Juan Tébar. Aunque la decisión ha levantado las criticas de la Plataforma Pro Soterramiento y, en general, de la mayor parte de la ciudadanía, el concejal de Fomento, Roque Ortiz, insiste en que “querían soterramiento y se lo estamos dando, la cuestión es quejarse por todo”.

Juan Tébar se ha comprometido a estudiar la viabilidad técnica y económica de la prolongación del soterramiento, que cubriría toda Murcia hasta la estación de El Carmen, según ha informado la Delegación del Gobierno. Se trataría de un nuevo proyecto cuyo coste se ha calculado en unos 130 millones de euros y que ahora debe redactarse y sacarse a licitación. “Bajo tierra, los murcianos no se verán afectados por el ruido del paso de los trenes, creo que la solución satisface a todos los implicados”, ha argumentado Tébar.

El grupo municipal de Cambiemos Murcia ha exigido al alcalde que fuerce al Gobierno a soterrar la región con sus habitantes fuera, para evitar que éstos sean sepultados por toneladas de tierra y cemento. “Todo el mundo llevará casco, las obras se llevarán a cabo con todas las medidas de seguridad pertinentes”, ha aclarado el alcalde, recordando además que, bajo tierra, el calor no será un problema para los murcianos, que tampoco echarán de menos la luz del sol “porque se instalarán cinco fluorescentes en el techo”. Ha reconocido, eso sí, que no habrá cobertura en toda la zona, pero ha añadido que “no se puede echar de menos lo que nunca se ha tenido”.

El soterramiento de Murcia no ha calmado a los cientos de murcianos que estos días salen a la calle a protestar por la llegada del tren de alta velocidad. El Gobierno ha subrayado que los ciudadanos descontentos podrán seguir quejándose bajo tierra.