El día de los muertos acecha a la vuelta de la esquina. Esta festividad anglosajona goza cada vez de más popularidad en nuestro país. Hoy te asesoramos para montar en casa una fiesta de Halloween antológica, inolvidable, como todo buen trauma.

  1. Prepara un picoteo con “emociones fuertes”. Lo más socorrido en estos casos es optar por unos nachos con ruleta rusa gastronómica. Pon junto a ellos dos cuencos para untar: Uno con guacamole y otro con wasabi. No digas cuál es cuál.
  2. Coloca una cámara de vídeo en el techo de tu sala de estar y muestra las imágenes que graba en el televisor. Pocas cosas asustarán más a tus invitados que ver sus coronillas y descubrir que se están quedando calvos.
  3. Decora la papelera del baño con un par “predictors” positivos. Truquito infalible para mujeres. Volverá locos a maridos y amantes. Por primera vez, dirán que habrían preferido encontrarse con tu compresa usada.
  4. No descuides el hilo musical. Pocas cosas aterrorizan más que un CD con sonidos de delfines. Todo el mundo sabe que la traducción más fiel de esos gorjeos de cetáceo es: “Por favor, matadnos. Sonreír duele. La existencia es dolor”.
  5. ¿Sabías que la sangre ya no es el fluido que más aterra? Si quieres que tus amigos y familiares griten como tertulianos de Telecinco, decora tu cocina con botellines de Cruzcampo. IMPORTANTE, POR LO QUE MÁS QUIERAS: No olvides esconder el abrebotellas. Algún insensato podría beberse una por accidente.
  6. Invita a tu fiesta a ese gordo con gabardina y chándal que merodea por el parque. Que le abra la puerta a los niños señalándose el bolsillo izquierdo lleno de gominolas y el agujero del bolsillo derecho, mientras dice: “Éste es truco y éste es trato”.
  7. Sustituye tu perchero por Nicolas Cage.
  8. Asegúrate de que el “jabón de manos” esté hecho de manos de verdad… y fabrica la pasta de dientes con auténticos dientes triturados.
  9. ¡Olvídate de las telerañas! Son demasiado 2016. Si quieres adornar muebles y candelabros, usa jirones del diario Libertad Digital. Eso gustará a quienes sostienen que la verdadera celebración de esta fecha tan señalada es “el día de Todo Losantos”.
  10. Minutos antes de que tus amigos lleguen a la fiesta, vuélate la cabeza con una escopeta y deja una nota incriminándoles a ellos.