Consejos para maquillarte como Kim Kardashian si eres Jennifer Lawrence

SI ERES LA ACTRIZ MEJOR PAGADA DE HOLLYWOOD PUEDES COPIAR EL LOOK DE KIM FÁCILMENTE

¿Eres la superestrella de Hollywood Jennifer Lawrence? Entonces, aunque no lo creas, lo tienes muy fácil para conseguir el look de Kim Kardashian que siempre has soñado. Por eso en Mujer Woman te enseñamos cómo maquillarte igual que ella en sólo cinco pasos que puedes reproducir fácilmente en tu mansión de Beverly Hills. 

Utiliza hilo para coserte la boca y píntate otra un par de centímetros más abajo

Si te fijas bien, Kim Kardashian tiene la boca algo más arrimada a su mentón que tú, así que lo primero es coserte los labios con un hilo de color carne. Si metes los labios bien para dentro antes de coser y después aplicas suficiente corrector, parecerá que jamás hubo una boca en esa zona de la cara. Una vez cerrado el agujero, utiliza lápiz de labios para pintar una nueva boca un par de centímetros más abajo, exactamente donde Kim tiene la suya.

Extírpate los globos oculares y dibuja unos ojos negros sobre tus párpados

Tú, lectora, que eres Jennifer, como bien sabes tienes los ojos de color claro cuando los de Kim son de un intenso color oscuro. Pero tranquila, si vacías tus cuencas, además de conseguir resaltar tus pómulos a lo Kim Kardashian podrás pintarte unos ojos negros sobre los párpados con facilidad. Antes de extraerte los ojos con una cuchara, utiliza un delineador para dibujar los de Kim sobre tus párpados porque, si lo haces después, al haber perdido la visión no te quedarán como los de ella. Y no te preocupes por tener que cerrar los párpados, al haberte extirpado los globos oculares los nervios de la zona estarán tan dañados que el párpado se cerrará solo.

Acude a un estudio de arquitectos para que te diseñen la curva de las cejas

Si algo define a Kim Kardashian es la perfecta curva de sus cejas. Al lado de las suyas, tus cejas se entienden menos que Mother!, la película que hiciste el año pasado. Por eso, aprovechando que tú eres la actriz mejor pagada de Hollywood, lo que tienes que hacer es acudir a un buen estudio de arquitectos, allí contarán con las herramientas necesarias para diseñarte unas buenas cejas. Pídele ayuda a tu amiga también actriz famosa como tú Natalie Portman o hazte con un perro guía para llegar hasta allí. Después, las escuadras, los cartabones y un equipo de diez arquitectos se encargarán del resto.

Compra un bote de pintura y pásate una brocha gorda por la cara

El color moreno de piel de Kim es muy característico, nadie diría que es judía. Si tuviésemos que apostar, diríamos que más que ahijada, es hija del mismísimo O.J. Simpson. Por el contrario, tú, Jennifer, que nos estás leyendo ahora mismo, tienes un pálido color de piel que te da una imagen escuálida y enferma. Utiliza parte de todo ese dinero que recibes por cada película que haces, cómprate un bote de cuatro kilos de pintura negra y pásatela por la cara con una brocha gorda. Si empiezas dibujándote un tres en el lateral del rostro, conseguirás repartir la pintura de manera más homogénea y conseguirás un estilo 100% Kardashian.

Córtate las piernas a la altura de los tobillos

Si no hubieras perdido la visión en el segundo paso, ahora podrías comprobar como prácticamente, en lugar de ser la actriz Jennifer Lawrence, ya eres Kim Kardashian. Lamentablemente, y aunque no lo parezca, Kim es muy bajita, y la altura se nota en el maquillaje de la cara. No es lo mismo que nuestra cara maquillada esté a 1,50 del suelo que a 1,70. Por eso, si quieres maquillarte exactamente igual que Kim Kardashian, tienes que cortarte las piernas a la altura de los tobillos. De esta manera, cuando te encuentres con ella, si no fuera porque vas en silla de ruedas y acompañada por un perro guía nadie sería capaz de diferenciaros.