Gracias a las películas y series de Hollywood, en España hemos descubierto la moda de tener amigos y el hábito creciente de quedar con ellos para cenar y compartir vivencias. Si quieres apuntarte al club de los que tienen amigos y quedan con ellos para comer comida, sigue al pie de la letra estos pasos.

Hacer amigos

Para conseguir amigos, basta con salir a la calle y preguntar a la gente con la que te cruces si quiere ser amiga tuya. “Hola, ¿quieres ser mi amigo?”. Esta frase es suficiente para romper el hielo, pero puedes decir cómo te llamas para que vean que no eres un desconocido cualquiera sino Pedro o Marta o Víctor. Puede que algunos te pidan dinero a cambio. No pasa nada. Son tus amigos y a los amigos se les presta dinero si lo necesitan.


Consigue una casa que sea tuya y que tenga comedor

Cuando organizas una cena “en casa”, esa casa se supone que es la tuya. Si no tienes casa, no te preocupes: la crisis ha terminado y ahora, al menos en España, conseguir una casa tirada de precio es cosa sencilla. Pero no te engañes: el proceso de selección, concesión de la hipoteca y firma de contrato puede demorarse dos horas o más. ¡Deberás reservar una tarde entera para este tema!


Elegir una fecha

Tiene que ser un día en el que nadie tenga ningún compromiso. Pero claro, es bien complicado y cuantos más seáis peor. Elige una fecha infalible, una fecha en la que nadie tenga previsto hacer absolutamente nada: el 32 de noviembre.


De qué hablar

Cuando los amigos se juntan para cenar, hablan de cosas porque si no es muy incómodo. En España, se habla de tres temas: el fútbol, el trabajo y las series. Júntalos todos en la frase “¿Sabíais que Maradona ahora trabaja subtitulando en Netflix?”. A partir de ahí, deja que las opiniones fluyan. Habrá tema para rato. Si quieres profundizar aún más, hemos preparado un monográfico sobre el asunto.


Cómo conseguir que se vayan

Con el estómago lleno de buena comida y el cuerpo repantingado en el sofá, el sueño empezará a cerrarte los párpados. Pero es probable que tus amigos sigan discutiendo cómo es posible que Netflix haya confiado en alguien como Maradona para llevar el tema de los subtítulos, con el historial que tiene, y cómo es posible también que Maradona haya dicho que sí, por muy fan que sea de Netflix, pues subtitular es una tarea bastante ardua y Maradona tiene los dedos como morcillas como para andar tecleando horas y horas. En fin, que no sabrás cómo quitártelos de encima. La solución es fácil: Finge que te has dormido y empieza a soltar “spoilers” de Juego de Tronos como en sueños. Huirán despavoridos, gritando y tapándose los oídos.

 

 

Patrocinado por Fripozo.
Estamos hechos para compartir.

 

Volver a la sección