El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, ha acudido hoy a la nueva sede de la compañía en Cupertino para presentar las últimas novedades de su catálogo y lo ha hecho enfundado en un disfraz de iPhone 8, el producto más esperado. “Soy yo, yo soy el nuevo iPhone. Soy único porque soy yo”, ha anunciado entre aplausos. “Como ves, soy cercano. Soy como tú”, ha añadido.

“Pregúntame lo que quieras, me tienes aquí delante, cara a cara”, ha pedido el directivo a los asistentes a la presentación. “He cambiado el chip, ahora soy mejor, más rápido, más ágil”, ha explicado mientras corría de un lado a otro del escenario. “¿Habíais visto a un teléfono correr así de rápido? Yo no, y sé mucho de teléfonos porque soy el nuevo iPhone”, ha reiterado Cook.

Moviéndose de forma sensual y girando sobre sí mismo para que todo el mundo pudiera apreciar su aspecto completo, Cook ha hecho referencia a “mi trasero de cristal, no quiero bromas sobre eso, nada de chistes sobre mi ranura trasera, esto es serio”.

“Ahora os voy a mostrar fotos de la familia”, ha anunciado justo antes de enseñar fotos del nuevo Apple Watch y del dispositivo Apple TV 4K. “Y también me gustaría enseñaros a mis abuelos, que estamos de aniversario”, ha agregado para luego repasar los modelos de iPhone anteriores a él. “Pero yo soy totalmente nuevo, por dentro también”, ha aclarado frotándose la tripa.

“Esto es realidad aumentada, estoy aquí hablando delante de vosotros directamente, sin ejecutivos presentándome en tercera persona. Esto se ha acabado, yo soy capaz de hablar por mí mismo porque soy el nuevo iPhone y no soy un objeto inerte, soy un dispositivo real que te habla de tú a tú, y si quieres saber algo más me preguntas y yo te respondo”, ha sentenciado Cook para finalizar la presentación.