El portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha ironizado este jueves sobre la orden de la Fiscalía General del Estado de investigar a más de 700 ayuntamientos llevando las cabezas que él mismo ha cortado de diversos alcaldes que estaban dispuestos a colaborar con el referéndum del uno de octubre. “¿Que los alcaldes deben comparecer? Pues aquí traigo algunos. ¿Es esto lo que querían? Pues sólo había que pedirlo. ¡Zasca!”, ha dicho el político catalán sujetando las cabezas cubiertas de sangre de alcaldes convocados por la Fiscalía.

“Esto es el cuerpo del delito. Humildes alcaldes republicanos”, ha proclamado entre los abucheos de la bancada popular, instando a que dejen de “hacer el ridículo” y “perseguir políticos”.

“Vic. Girona. Matadepera. Cardona. Reus. Palafrugell”, ha dicho Rufián dirigiéndose a la vicepresidenta y ministra para Asuntos Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, mientras mostraba las cabezas de los alcaldes. La comparecencia ha sido similar a la que llevó a cabo ayer, cuando acudió al Parlamento con una impresora de dos toneladas después de que la Fiscalía hubiera ordenado investigar imprentas sospechosas de fabricar las papeletas del referéndum.

Fuentes de ERC han confirmado que Rufián tiene pensado acudir mañana con un data-center de Amazon para denunciar que la Fiscalía haya ordenado cerrar la web oficial del referéndum.