“Mejores carreteras, mayor estabilidad presupuestaria, más respeto internacional y catalanes más guapos, en concreto yo”. Esto se repite una y otra vez Oriol Junqueras al definir cómo sería una futura Cataluña independiente, según han informado a los medios fuentes internas de su cabeza.

“El futuro es lo que nosotros queramos que sea, ahora es momento de decidirlo con valentía, cualquier cosa es posible”, se insiste Junqueras a sí mismo. El líder de ERC considera, sin embargo, que todos esos planes sólo serán posible si “los catalanes salen a votar en masa y confían en este proyecto de futuro”.

Las ensoñaciones de su cabeza admiten que “ciertamente hay mucho por concretar aún”, aunque sus ambiciones para Cataluña incluyen una mejor gestión de los presupuestos estatales y una importante pérdida de peso que sólo es posible llevar a cabo “sin el yugo de esta España que nos ahoga y que no nos respeta”.

Según su imaginación, en una futura Cataluña independiente también sería más alto.