Los registros que está efectuando la Guardia Civil en varios edificios de la Generalitat, y en los que se han producido al menos 14 detenciones de altos cargos, entre ellos la del número dos de Oriol Junqueras, Josep Maria Jové, han sacado a miles de independentistas a la calle. Aunque por el momento no se han producido altercados, los agentes no han dudado en disolver las concentraciones haciendo sonar música de Melendi a muy alto volumen desde sus furgones. Una medida que el gobierno autonómico ha denunciado asegurando que “pisotea los derechos humanos y viola la Convención de Ginebra”.

En Barcelona -donde han sonado las primeras canciones, aunque luego se han podido oír también en Lleida y otras capitales de provincia catalanas-, la alcaldesa Ada Colau ha comparecido en el balcón del Ayuntamiento y, con tapones en los oídos, ha asegurado que “esta ciudad ha soportado rúas carnavaleras de Carlinhos Brown y no caerá ahora”.

Mientras Colau defendía la libertad del pueblo catalán para expresarse de forma cívica, han sonado “Tu jardín con enanitos”, “Con sólo una sonrisa” y “Cheque al Portamor”. Al iniciarse los primeros compases de esta última canción la alcaldesa ha sido emplazada a retirarse por los servicios de seguridad.

El Govern en bloque ha criticado la difusión a través de las redes sociales de la lista de Spotify “Referéndum ilegal no” y que supuestamente incluye los temas que la Guardia Civil planea hacer sonar en territorio catalán si las protestas no se disuelven. Son canciones de Alejandro Sanz, Malú, la versión de Els Segadors de Pitingo, Joaquín Sabina o Melody, entre otros. “Que no nos obliguen a darle al play”, incluye el título de esta lista supuestamente difundida a través de cuentas afines al Gobierno.