Las diez modelos más guapas que afirman que la belleza está en el interior

REPASAMOS EL "OUTFIT" DE LAS MÁS CRÍTICAS CON LA SUPERFICIALIDAD

1. La australiana Belinda McKenzie afirmó que nadie debería juzgarte por tu físico y lo hizo con este modelo con sugerentes trasparencias valorado en 110 mil dólares.

2. Svetlana Moskovskaya, Miss Volgogrado 2016, explicó recientemente que de pequeña sufrió ‘bullying’ muy de cerca: su compañera de pupitre era gordita. Aun así, dice, nunca le negó la palabra.

3. Pamela Canterbury ha defendido más que ninguna otra ‘top model’ los cánones de la belleza interior, siendo la mayor embajadora de las bondades de la limpieza de cólon.

4. Bernardette Caulfield ha llegado a ser una de las mujeres más deseadas del planeta pese a tener que luchar desde pequeña contra el estigma social de ser miope. Sus 0’25 dioptrías (sólo en el ojo derecho, el izquierdo está bien) no le han impedido cumplir su lema de vida: “Si luchas por lo que deseas, acabará sucediendo”.

5. Esta semidiosa de 1’80 metros es Carolyn Strauss. En una entrevista reciente, le preguntaron si creía que la belleza está en el interior y respondió un rotundo “sí”. La valentía de Strauss es algo que todas deberíamos tener, igual que su línea de ropa boho chic para Armani.

6. La californiana Mindy Tucker contrajo matrimonio recientemente con un interiorista.

7. Sophie Turner, varias veces portada de Cosmopolitan, dijo recientemente en Instagram que le gusta que los obreros le lancen piropos sobre su físico interior.

8. Gina dil Pappo encandiló a todos los asistentes en la última pasarela de Milán con unos atrevidos modelos del diseñador Giorgio Di Ciuminno. Su fortuna se cuenta por millones de dólares. Y suponemos que debe de estar a favor de que lo que importa es el interior.

9. Ronna Campbell afirmó en su biografía ‘A perfect body’ que el interior está entre las dos cosas que más le importan en una persona.

10. La asíatica Yukari Mojimoto se considera una activista en contra de los cánones de la belleza. Se operó los ojos para occidentalizarlos y romper así los cánones de belleza orientales. Sus pechos también son occidentales.