Ante la dificultad de tomar buenas fotografías en las zonas del Caribe afectadas, con algunas rachas de viento que alcanzan los 350km/h, la CNN ha decidido utilizar imágenes de Murcia, concretamente de un descampado del barrio de Espinardo, para mostrar la devastación del huracán Irma.

“El terreno árido, seco y escarpado de esta localidad es perfecto para exponer las terribles consecuencias de un ciclón tropical“, asegura Phillip Wilson, director de informativos de la cadena estadounidense. “Murcia es como el después de una terrible catástrofe pero con unas condiciones favorables para grabar imágenes”, se sincera.

El alcalde de la ciudad, José Ballesta, destaca “el orgullo de haber situado esta región en el foco de los medios internacionales”, añadiendo que “si esto no es Marca España, ya me dirán ustedes qué es”. Asegura que el objetivo para el próximo huracán es “que se decidan a bautizarlo con el nombre de Murcia, o mejor aún, lograr un buen patrocinio y que se le conozca como Huracán Murcia Estrella Levante”.

El equipo de informativos de la CNN desplazado a Murcia también ha querido fotografiar a varios habitantes de la zona para ilustrar los rostros del horror de la tragedia. “Su hostilidad, su sufrimiento y su manera de hablar sin duda transmiten al espectador la sensación de que algo espantoso les ha pasado”, explican los periodistas.

No es la primera vez que los estadounidenses piensan en Murcia para documentar un hecho histórico: en el año 1969, un equipo de la NASA ya se desplazó a esta comunidad autónoma para fingir la llegada del hombre a la Luna.