El fundador del imperio Playboy, Hugh Hefner, falleció este miércoles en su casa en Beverly Hills a la edad de 91 años y “rodeado de sus seres queridos”. Modelos legendarias de la revista se han ido acercando a lo largo del día a su legendaria residencia, la Mansión Playboy, luciendo los pechos al aire y a media asta.

Tal y como siempre deseó, Hefner será enterrado en el dormitorio de un adolescente, bajo el colchón, según han confirmado fuentes de su entorno. “El señor Hefner será enterrado como un número más de Playboy, oculto entre el colchón y el somier de la cama de un adolescente de 13 años llamado Kevin”, explica un portavoz de Playboy, la revista que fundó Hefner en 1953. La familia de éste confía en que el funeral se complete de aquí a unas semanas, cuando la madre de Kevin, limpiando el cuarto, descubra horrorizada el ataúd y lo tire a la basura tras tener una charla seria con su hijo y hacerle sentir mal por guardar según qué tipo de cosas en su cuarto.

Se espera que esta noche millones de adolescentes disparen salvas en su honor. Playboy también ha organizado una ceremonia con plañideras que fingirán orgasmos durante toda la jornada.