Gritar “Uuuuuhhhh” sigue siendo la respuesta más común ante la presencia de un compañero de trabajo que se quita el jersey

LA SEGUNDA OPCIÓN PREFERIDA POR LOS ESPAÑOLES ES DECIR "CUIDADO, CUIDADO... NO PROVOQUES"