Buscando fomentar la conciliación familiar, el nuevo permiso de paternidad se ha ampliado y permitirá a los padres salir cinco minutos antes del trabajo para hablar de mujeres y compartir una cerveza con sus bebés, tal y como estaba previsto en la Ley de Igualdad que entrará en vigor en los próximos meses.

El Gobierno ha negociado que en los presupuestos del próximo año se dediquen 235 millones a sufragar un aumento de una semana el permiso de paternidad a fin de que los padres de recién nacidos puedan pasar unos días cazando ciervos con sus hijos, según ha confirmado Fátima Báñez, Ministra de Empleo y Seguridad Social, esta mañana.

En la actualidad, las madres tienen derecho a una baja de sólo seis semanas obligatorias que pueden disfrutar completamente o compartir otras diez con los padres, y éstos tendrán ese permiso para adelantar la hora de salida a fin de llegar a casa un poco antes, abrir dos cervezas y poder dedicarse a la crianza y a la charla masculina durante cinco minutos diarios. “También daría tiempo a arreglar un coche antiguo en el garaje, por lo que desde el Gobierno consideramos que esos cinco minutos de permiso son suficientes”, ha insistido la ministra.

Muchos de los padres que se han beneficiado de esta nueva medida ya han aprovechado el tiempo para mascar tabaco con sus hijos y reforzar lazos afectivos. Aun así, a la Asociación de Hombres los 28 días le parecen insuficientes y ya se están pidiendo al menos tres meses, pues los hombres españoles consideran que ese es el periodo mínimo para enseñar a pelear a un niño y que se pueda defender en el patio del colegio.