Considerando que no puede concebirse un Estado sin su correspondiente Mariano Rajoy, el Govern ha revelado estos días que lleva meses trabajando en secreto en una versión equivalente a Mariano Rajoy pero producida en laboratorios catalanes. “Vamos muy en serio con lo de tener nuestra propia Hacienda, nuestra propia Constitución y nuestro propio Mariano Rajoy, no necesitamos nada de España, la gente ni siquiera notará el cambio cuando seamos independientes”, ha dicho esta mañana Carles Puigdemont en el Parlament de Catalunya entre fuertes protestas de la oposición, que considera que el Govern ha estado construyendo la réplica de Rajoy “en la clandestinidad”.

“Se llama Marià Reguitzell y es un Rajoy plenamente funcional que podrá gobernar Cataluña desde el día 2 de octubre si los catalanes optan por la independencia”, ha explicado Puigdemont.

El Mariano Rajoy español ya ha intentado recurrir su réplica al Tribunal Constitucional, según han informado diversos medios. Ha tildado el movimiento nacionalista de “radical” y ha declarado que “la autodeterminación de ese ser, a quien no reconozco como un igual, es inconstitucional”. También ha expresado sus sospechas de que el gobierno catalán “lo tenía todo preparado desde hace mucho tiempo porque un Rajoy no se hace en dos días”.

“Qui sóc? Sóc… per què parlo així? (¿Quién soy? ¿Quién soy? ¿Por qué hablo así?)”, ha exclamado en catalán Marià Reguitzell al ser enchufado esta tarde por primera vez. “Ah, ah… no entenc…  ah… crema, crema, em fa mal aquí… (Ah, ah… no entiendo… ah… quema, quema, me duele aquí)“, ha añadido el homúnculo intentando arrancarse los cables y una bandera catalana que lleva pintada en su cuerpo de metal. “És el veí qui escull l’alcalde i és l’alcalde el que vol que siguin els veïns l’alcalde”, ha sentenciado luego.

“A diferencia del original, el nuestro, al ser catalán, hace cosas”, ha concluido Puigdemont.