El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, lleva en el cargo desde junio de 2015 y, al menos desde entonces, tanto en sus discursos públicos como en conversaciones privadas, dice “Plamplona” en vez de Pamplona. El asunto se ha planteado por primera vez en el pleno ordinario celebrado hoy y a instancias de Enrique Maya, portavoz de UPN, quien ha señalado que “por mucho que nos hayamos acostumbrado y que nos sepa mal corregirle, no deja de ser el alcalde y debería saber pronunciar el nombre de su propia localidad”.

“Digo Plamplona, no Plamplona, no entiendo a qué viene este comentario pero si es una broma no tiene gracia”, ha declarado Asirón, insistiendo en que “cualquier intento de ridiculizarme con rumores absurdos es una falta de respeto no sólo a mi persona sino a todos los plamploneses a los que represento”.

Las risas en la sala de plenos de la Casa Consistorial han llevado al alcalde a suspender la sesión y, según dicen algunos concejales, “se ha encerrado en el baño y ha empezado a repetir Plamplona mirándose al espejo”.

“Es que también dice Puchinazo cuando arrancan los Sanfermines, pero no vamos a sacar ahora este tema porque le va a dar algo”, añadía Maya.

Asirón llegó a la alcaldía en 2015 con una campaña electoral cuyo lema era “Plamplona para los plamploneses”.