Notando que están algo intranquilos y con ganas de salir, Maria Dolores de Cospedal, ministra de Defensa, ha bajado esta madrugada al hangar de los tanques a acariciarles el morro y susurrarles “pronto, mis pequeños, ya queda menos, ya queda menos”, según han informado fuentes del Ministerio. La política ha acariciado con afecto la parte inferior del cañón de los Leopard 2E llamándoles “buenos chicos” y haciendo “shhh… shh…” mientras les pasaba la mano por la antena y las ruedas de oruga.

“Ya falta poco, ya falta poco”, ha insistido la ministra, según las fuentes.

Desde el ministerio han confirmado que los tanques se ponen “como locos” cada vez que la ministra les menciona la palabra “Cataluña”, por lo que las visitas de Cospedal a los hangares son cada vez más habituales y a veces se producen en medio de la noche.

Cospedal también ha preguntado a los tanques “¿cuántos vais a traerme?… ¿Tantos? Ya serán menos, qué embusterillos sois”.