Cocinar para mucha gente puede ser algo estresante, pero con estos trucos será mucho menos complicado:

 

Comprad el libro de El Bulli, el mejor restaurante del mundo, e intentad hacer esas recetas para asegurar el éxito.

 


 

Preparad cosas por adelantado, aunque probablemente, si estáis leyendo esta lista, es porque vuestros amigos están a punto de llamar al timbre y ya es demasiado tarde para hacer NADA.

 


 

Como necesitáis mucha comida, buscad carne de dinosaurio.

 


 

Muchas veces encontraréis recetas, ideas y sugerencias de presentación en los paquetes de algunos productos. Seguid las instrucciones y, si no os queda exactamente como la foto de la caja, tirad lo que hayáis cocinado porque significará que está en mal estado.

 


 

No hagáis caso a ningún consejo de los cocineros de la televisión porque no son objetivos y responden a intereses de corporaciones.

 


 

Preguntad a vuestros invitados si hay algo que no puedan comer o no les gusta para borrarlos de la lista de amigos.

 


 

Acudid el día antes a comer a casa de vuestra abuela y decidle que os habéis quedado con hambre. Luego meted toda la comida en ‘tuppers’.

 


 

A la gente a veces le gusta participar y montar el plato en la mesa: encended una hoguera en el salón y tirad unos pollos crudos por el sofá para que la gente se los prepare de pie y hablando entre ellos.

 


 

Cuando veáis que no podéis manejar la situación intentad no llorar ni revolcaros por el suelo de la cocina envueltos en llamas.

 

 

Patrocinado por Fripozo.
Estamos hechos para compartir.

 

Volver a la sección