La playa

«Hay pechos»

★★★★

Fui a la playa por primera vez en mi vida porque nunca había estado cerca del mar. ¿Qué puedo decir? Presencié un espectáculo que ha atrapado a poetas, artistas y hombres de a pie desde el principio de los tiempos. Mis ojos se llenaron de lágrimas al estar ante la inmensidad misma de la naturaleza en todo su esplendor. ¡Costaba apartar la mirada! Me sentía mal y me decía: «Esto es normal, no mires, no pasa nada, es la naturaleza en libertad», pero mis ojos estaban hambrientos de belleza. También hay mucha agua. Me daba miedo pero tuve que meterme para intentar aclarar mi mente.

PEDRO MARÍN


Taberna Los Monos Marismeños

«Probé un gazpacho hace dos años que todavía se me está repitiendo»

Estuve en este bar de la Barceloneta hace unos años. No me gustó nada y me dije «no pienso repetir». ¡Qué equivocado estaba! Lo cierto es que el bar te atrapa de una manera que no puedes sospechar. El ajo del gazpacho que probé sigue conmigo más de 30 meses después. Sube por la garganta como una brisa marina producto de la digestión. En fin, experiencia repetible pero no aconsejable.

MATILDE LÓPEZ


Mi subconsciente

«Es poderoso y lleno de escondrijos»

★★★★

Mi subconsciente es un lugar en el que más vale no adentrarse. Desgraciadamente, es mucho más poderoso que mi consciente, por lo que es inevitable acabar ahí de vez en cuando. Está abarrotado de recuerdos tristes, momentos embarazosos y familiares asesinados. No es un paseo agradable, pero su vasta extensión sin duda puede impresionar. No se puede ver en un día.

VANESA LÓPEZ


Campamento de verano Contabilidad Trimestral

«Es un timo»

★★★

Pese a los folletos y al entusiasmo de mucha gente, me parece que el ‘resort’ no es tal. Las habitaciones parecen cubículos de oficina y «la piscina de bolas» recuerda mucho a una sala de reuniones con tres bolas en el suelo en la que nadie se ríe sino que se repasan trayectorias de ventas. Le pongo tres estrellas porque Pedro, de marketing, lloraba cada noche y eso era divertido.

MARTA HARAMI


Casa okupa ‘En Lluita’

«Cocinero pide comida ahora en sistema intercambio económico comunista»

★★

(Traducción automática) El lugar está bien, pero la comida no es tan magnífica. Patatas fritas, nachos tienen las mismas salsas y misma forma. Las croquetas son diminutivas. Las quesadillas y el hummus son buenas, eso sí. Mucha gallo cola de coca cola con vino. ¡Muy bueno y con risas! El problema llega al final. Camarero se queda de brazos cruzados y dice que mañana mi turno es de cocinar. Yo no sé qué hacer pero tengo miedo de que el camarero era un poco grosero que se apuran por todos lados a pedido con un cuchillo y cadenas. No lo recomendaría.

BRENDA WALSH

El Mundo Today publica cada viernes en la revista OnBarcelona de El Periódico una selección de las reseñas que la capital catalana recibe en internet.