Penúltimo capítulo de la séptima temporada de Juego de tronos, una temporada que no ha dado tregua y que no ha parado de hacer cosas, con una gran cantidad de buenos y malos acontecimientos y un ritmo muy trepidantemente elevado para lo que nos tenía acostumbrados Juego de tronos de HBO. Esta semana tenemos un capítulo de casi 70 minutos de duración, uno de los más largos de la serie hasta ahora, tras el que sólo quedará una entrega más para cerrar esta temporada que por otro lado ha sido corta. Una última advertencia obvia: esta entrada contiene spoillers que revelan contenidos importantes del capítulo y de la trama de Juego de Tronos como por ejemplo que

La serie se encuentra en su carrera final porque ha avanzado mucho a buen ritmo y los personajes se ven obligados a gritarse spoillers unos a otros para ir cerrando tramas. “Juan murió”, dice un personaje secundario a otro personaje secundario para que los lectores de la HBO ya entiendan cosas y vayan cerrando capítulos emocionales y puedan decirse a sí mismos “vale, me olvido de Juan, menos mal porque necesito ir cerrando tramas a fin de poder encontrar cierta satisfacción y cierto placer en el trabajo hecho y completado”.

Quedan siete capítulos que se presumen largos, por lo que quizá hablamos de 700 minutos de material audiovisual de primerísima calidad HBO. ¿Dará tiempo a que se completen todos los spiollers? Hasta ahora el cine audiovisual sólo necesitaba 90 minutos de metraje para llegar al corazón del público pero la complejidad del mundo actual ha obligado a todos los grandes artistas del cine y la televisión a necesitar un mínimo de 4000 minutos de diálogos para que un personaje llegue a tu corazón. En fin, hay mucha manteca que cortar, vamos al lío con spiollers ya más concretos de este capítulo, más específicos (más dañinos, de alguna manera).

Luis, de Andamios Luis

El capítulo anterior terminó con Luis, Jorah, Gendry, el Perro Pachón, Rubén, Matías, Wenceslao, el doctor Pelusa y ‘El Loco Sam’ saliendo a pedir unos presupuestos a un vecindario al que preferirían no ir. La caminata da para muchas conversaciones entre estos hombres que pueden intercambiar puntos de vista y quejarse de sus esposas respectivas en un ambiente de confidencia y franqueza pocas veces mostrado en la serie. Vemos a Luis charlando con Rubén. Vemos cómo Martínez comparte bebida con los demás. Vemos a Luis diciendo ‘alto ahí’ y parándose en seco y luego empezar a reír a mandíbula batiente por ningún motivo.

Luego uno se cae y todo son risas de nuevo.

¡Oh, qué dulce algarabía es la risa masculina de unos hombres que vuelven a ser niños por un rato!

Más tarde, tras haber hecho la digestión, se quitan la camiseta y retozan en la nieve y juegan un partido amistoso “Resucitados – Vivitos y coleando” que termina 3-2 a favor de los resucitados pero todos ganan porque así es la amistad de maravillosa.

Y así suceden los días y las noches y son felices por un tiempo hasta que de repente un oso muerto se abalanza sobre el grupo y mata a bocados a Rubén y todos se quedan un poco mohínos y se apagan las risas durante un rato.

“He oídooo que la nooooche es tooooda magiaaaaaa”, cantan todos en honor al dios rojo.

Vamos a tomarnos un respiro por este flanco para echar un vistazo al resto de Poniente.

Arya vs Sonia

En Invernalia llegan las consecuencias del descubrimiento que Arya hizo en la habitación de Meñique Gordo, la ’Nota ajada’ que este mismo había dejado para que encontrara en su inventario y que Arya se guarda para sí misma sin pensar que es todo una trampa orquestada por la persona más inteligente y maligna de los Siete Reinos.

Ya es obvio que lo que pretendía Meñique Gordo era liar la bullabesa entre las dos hermanas. En fin, no importa, porque habla a susurros y nadie puede hacer realmente mucho daño si habla a susurros.

Arya echa en cara a su hermana la traición a su familia que supuso firmar aquella carta, por mucho que se viera obligada y pensara que era la única forma de salvar a su padre. “Ahora está muerto, asesinado por los Lannistéridos con tu ayuda, que estuviste ahí trajinando, zorra”.

Sonia recuerda que si han recuperado Invernalia es por ella. “No estoy yo aquí dale que te pego para que vengas tú ahora con tus mierdas. Lo he pasado muy mal, nadie me comprende”.

Más tarde llegará una invitación para que Sansa acuda a Desembarco del Rey. Pero no quiere presentarse ante Cersei, por lo que pide a la Chica-chico Jake McBoyman que ella, que se lleva bien con Jaime Manoplas, vaya en su lugar. Jake McBoyman obedece a regañadientes y coge su caballo farfullando. Precioso el plano de 23 minutos en el que la mujer caballero con el peinado menos favorecedor de la HBO cabalga por la estepa nevada y va imitando a Sonia llamándola “florecilla”, “princesita” y cosas incluso peores.

“Aryia, ¿qué son estas caretas? ¿Son de Aliexpress?”, pregunta Sonia, muy indignada al ver las caretas de pésima calidad que guarda su hermana en la maleta. Sonia había hecho una tirada de sigilo para entrar en la habitación de su hermana pequeña pero la falló (sólo tiene Nv. 3 en Sigilo porque ha desarrollado las habilidades Carisma, Aspecto e Idiomas) y ha sido detectada por su hermana (Nv. 37 Agilidad, Nv. 23 Empoderamiento Femenino), de ahí que la escena haya tenido que desencadenar en incómodo diálogo (ambas han ganado 2PX en Carisma tras la escena si pasas la tirada).

HBO

El capítulo (‘Gli occhi divertente’, ‘Los ojos divertidos’) presenta un nuevo villano: un ejecutivo de la HBO que amenaza con cancelar la serie a pocos episodios de su final. La cadena ya se ha dado cuenta de que asesinar a personajes protagonistas, orquestar multitudinarias batallas o rodar escenas cerca de tu casa no consiguen el golpe de efecto que esta serie conseguía generar en sus primeras temporadas. ¿Qué estrategia podían seguir los guionistas? Muy fácil, apelar a lo que el espectador de la HBO más teme en el mundo: que la HBO cancele una serie a la mitad. Y así, Jeremy Ridgway se presenta en un castillo en el que pone HBO y dice “Voy a cancelar Juego de Tronos porque es muy caro, la audiencia no está respondiendo bien. Paradlo todo”. ¡Ooooohhhh! ¿Lo está diciendo en serio?

El silencio es atronador pero también sepulcral.

Lo único que no termina de funcionar de la escena es que es muy evidente que Jeremy Ridgway no es un ejecutivo real de la HBO que derribe la cuarta pared sino que es un actor, por lo que la ilusión se rompe a media escena. No creo (yo, Kike García, el autor que escribe esta reseña y que puede opinar libremente sobre la serie) que este personaje vuelve a aparecer. Veremos, pero me juego bastante dinero a que será así. ¡Buen intento, HBO, pero a mí (Kike García) no me la das!

El enano

“¿Sabes lo que me gusta de ti? Que eres tan inteligente que puedes recoger la mesa sin verla realmente, simplemente alzando los brazos y cogiendo ahora el tenedor, ahora el cuchillo, ahora los platos… y los vas apilando uno a uno sobre tu cabeza. Los héroes hacen cosas estúpidas y mueren pero tú recoges la mesa como un estratega porque sabes dónde está cada cosa”. La gitanita guapa y Tyrion, el enano maravilloso, tienen una de sus charlas típicas que no aportan nada a la trama pero hace que los personajes parezcan bastante humanos. Luego la gitanita se pone una de sus chaquetas de invierno para advertir a los espectadores de que va a irse a una zona más bien fría, a bordo de uno de los muchos dragones (tres) que tiene.

¿Se sabe algo de su hermano gemelo enano malvado? Todavía no, pero todo se andará, dudo que la HBO deje tramas sin resolver así a la ligera.

Batalla en Valle Gorrión

Regresamos junto a la expedición, que hemos dejado abandonada. Desgraciadamente los creadores de la serie se ven en la necesidad de pasar de una escena a otra, lo que despista a la audiencia porque a veces hay nieve y luego de repente los personajes son otros y parecen estar dentro de un castillo o hablando de otra cosa. No se entiende nada, así de compleja es la narrativa de esta serie obra maestra. En resumen, lo que parece suceder si lo he entendido bien es que llegan unos dragones y salvan a Luis de Andamios Luis, que queda bastante malherido.

También mueren varios actores de reparto devorados por zombis harapientos de mirada aviesa. Hay un esqueleto bastante enfadado al que se le caen todos los dientes después de que un personaje (que hasta ahora no se había mostrado abiertamente vasco) le tire una piedra a la mandíbula y se la rompa en muchos pedazos.

Luego suceden varios spoillers que al principio parece que van a ser importantes pero luego no.

Hay un momento en el que la compañía de los Hombres Fuertes, durante uno de sus largos paseos al atardecer, comentan que el Dios Rojo mantiene con vida a aquellos que resultan útiles. “Nos resucita y nos da la vida, pero porque tenemos un cometido”, dice uno de los muchachos. Claramente está hablando de una forma muy metatextual de la serie y sus guionistas. Lo comenta además mirando a Luis, de Andamios Luis, como diciéndole “seguirás con vida hasta que ya no haga falta, o sea que ándate con ojo porque morirás en la serie en cuanto completes tu misión, no llegarás vivo a la finale, no la podrás ver”. Luego el personaje mira a cámara (a la audiencia) y guiña un ojo con picardía.

“No me llames Dany, llámame ‘Mi gitana’”

Los últimos minutos del capítulo están centrados en mostrar cómo la alianza y la relación entre Luis y Danielita, la gitanita guapa de los dragones locos, va para adelante. Él le pide perdón porque no ha sido capaz de ajustarse a ciertos presupuestos acordados previamente sin compromiso. Ella dice que no se arrepiente porque sabe que estas cosas ocurren y que hay gente por ahí que trabaja muchísimo peor como por ejemplo unos muchachos que contrató para una cosa facilita que luego estuvieron tres semanas. “Tres semanas estuvieron”, dice la gitanita guapa en uno de los mejores diálogos que ha mostrado la edad de oro de la televisión.

“Los dragones son mis hijos. Son los únicos hijos que tendré, ¿lo entiendes?”. A Jon parece no importarle o quizá le importa pero está pensando en otra cosa. Todo bien. “Vamos a destruir al Rey de la Noche y su ejército y lo haremos juntos tú y yo”. “Gracias, Dany”. Ohhhhhhhhh. Ooohhhhhh. Guau. Yo desde mi casa pude oír a los vecinos gritar ‘Oooohhhh’ de pura emoción de HBO.

“¿Quién fue la última persona que me llamó así? No estoy segura, ¿sería mi hermano? No es la clase de compañía que quieres tener a tu lado”. “De acuerdo, Dany no. ¿Qué tal ‘mi gitana’?” Ohhhhhhhh. Y aquí la HBO corta la escena pero las mentes de los fans se imaginan algún tipo de escena tradicional entre la reina de Villaescamas y Luis. Que si manita va, manita viene, miraditas, que si un ejecutivo de HBO mirando a cámara y diciendo “uy, uy, uy” y guiñando un ojo, que si un inserto de un tren entrando en una estación, que si una botella de champán descorchándose, que si un dragón polinizando una flor… En fin, la HBO innovando en lo que se refiere a “dar a entender spoilers” sin mostrarlos explícitamente.

Observaciones

  • “Nunca me he considerado muy de aquí ni tampoco muy de allí pero imagino que, con la edad, empezaré a sentirme cómodo en algún lugar”.
  • Espada flamigera +10 daño de fuego durante 5s.
  • Esos 45 minutos a cámara lenta se han pasado volando.
  • Luis de andamios Luis se constipa pero no va a poder coger la baja porque es autónomo.
  • Una aclaración: los dragones hasta ahora eran Orson, Calcetines y Bershka (la dragona chica). El dragón que ha sido reclutado por el ISIS es Calcetines. Esperemos que Orson y Bershka resuelvan sus problemas y asuman su responsabilidad de reproducirse en cautividad y repoblar de dragones varias reservas naturales.

Recuento de muertes:

  • Dos figurantes.
  • Un actor de reparto.
  • 132 espectadores por causas no aclaradas.

En capítulos anteriores:

“Juego de Tronos” 7×01: Escándalo en Villaescamas
“Juego de Tronos” 7×02: Bajo la tormenta de spoilers
“Juego de Tronos” 7×03: Capítulo bastante bueno
“Juego de Tronos” 7×04: Botín de guerra
“Juego de tronos” 7×05: Consejos en la lumbre