El cuarto capítulo de la séptima temporada de Juego de tronos mantiene el nivel de épica que HBO prometió al principio de la temporada con innumerables teasers tanto o más buenos que la serie y mejora las escenas de batalla vistas hasta ahora en esta entrega.

La trama sigue avanzando deprisa y en Botín de guerra (The spoilers of war) pasan muchas cosas y todas importantes y vamos a repasarlas una a una. Seguimos con nuestros resúmenes semanales a lo que ocurre en sus capítulos. Si en la entrega anterior Cersei Lannistérido era la gran protagonista, en este es su hermano Juanjo quien cobra importancia para compensar una cosa con la otra. Con este cuarto capítulo ya hemos pasado el ecuador de la séptima temporada (son siete episodios y recordamos que la octava y última temporada tendrá sólo seis). Como todas las semanas, repasamos los acontecimientos principales, frases y momentos que más nos gustan.

Y, como siempre, una última advertencia obvia: esta entrada contiene staedlers. Podríamos escribirla sin staedlers pero entonces sólo podríamos decir cosas como ‘alguien ha hecho algo que te emocionará cuando lo veas’ y usar expresiones como ‘ya verás, ya’ y al final la ‘review’ del episodio no sería más que una súplica para que tú, lector, veas el episodio y yo acabaría desnudando literal y metafóricamente mi alma para mostrarme desnudo y franco, ‘comasyuar’, como un amigo, diciéndote que, por favor, que la elección es tuya pero que veas el capítulo o, al menos, no intentes leer análisis de capítulos que no has visto porque no tiene ningún sentido y, si lo haces, es sólo con el fin último de detectar staedlers y detalles de la trama del capítulo que no has visto y poder quejarte y acusarme de crímenes bastante terribles.

Dicho esto, vamos con el análisis de los mejores spiollers del capítulo, que tiene varios y han sido muy caros de hacer y rodar y llevar a tu casa mediante la app de HBO de tu televisor Samsung (este artículo no está patrocinado ni por HBO ni por Samsung).

Sir Jaime

En los últimos momentos del capítulo, Sir Jaime Lannistérido tiene que tomar una decisión. Ve a la gitanita guapa de los dragones locos intentando curar a su dragón y tiene dos opciones: huir como un miserable… o bien atornillar una lanza a su mano gigante de hierro e intentar asesinar a la enemiga de la corona.

Escoge lo segundo y desde una colina cercana, su hermano Enano Chillón chasquea la lengua y escupe al suelo y dice “Va a morir” y mira a cámara sonriendo, sabiendo que los televidentes suscritos a HBO están pensando que su hermano va a morir y mordiendo el cojín que tejió la abuela Engracia. Pero los suscriptores de HBO, los televidentes de nivel medio-avanzado que una serie como Juego de Tronos precisa, no se conforman con ese estado de pánico sino que lo que hacen es responder a la pregunta “¿Cómo puede mejorar la serie con la muerte de Sir Jaime? ¿Qué consecuencias positivas para el guión puede tener una muerte brusca como esta sin que su arco narrativo haya concluido?”. Es decir, lo que hace el espectador avanzado de HBO es abandonar su rol de espectador unos segundos para convertirse, de alguna manera, en un miembro de HBO y tratar de pensar como ellos a toda prisa, poniendo su cerebro al rojo vivo mientras Sir Jaime cabalga hacia una muerte segura. La serie te obliga a salirte de la propia serie. ¡Se rompe la cuarta pared una vez más!

Y el capítulo acaba así, con mucho suspense y Sir Jaime hundiéndose en el río, arrastrado por el peso de la enorme mano de hierro que tiene en su mano derecha. Debió hacerse instalar una mano ortopédica de corcho cuando tuvo ocasión pero el Lannistérido es demasiado arrogante para tal cosa y la quiso de hierro y de tamaño gigante.

¿Será su final? Si analizamos el arco del personaje en la serie no lo parece, hay demasiadas cosas por cerrar… Ahora bien, ¿está previsto por la HBO que el lector-espectador-receptáculo de una historia haga esas elucubraciones? ¿Intentar pensar como la HBO no es sobrepasar los límites acordados de forma tácita entre artista y persona que mira el arte? ¿Es legítimo? No lo sé y espero que HBO dé respuesta a esta pregunta en los próximos capítulos en forma de monólogo interior de Enano Chillón, a todas luces el personaje más listo de toda la serie y el único capaz de vislumbrar, de alguna manera, que todo es ficción.

Escándalo en la banca

La acción salta precisamente a Desembarco del Rey. Allí la reina se reúne de nuevo con su gestor, que alaba la eficacia de la reina para devolver el dinero en tan corto espacio de tiempo. Genial escena en la que Cersei pone sobre la mesa cientos de recibos y facturas sin ordenar y dice “No sé nada, está todo ahí”.

Rainman

Meñique Gordo, que nos sigue despistando con su juego de bambalinas y le regala a Bran la daga de acero valyrio con la que intentaron matarle cuando se encontraba inválido en la cama (remontémonos a la primera temporada…) tras ser arrojado por Jaime Lannister desde un torreón. Y ojo (¡Ojo, coño!), que hay una referencia a otra temporada que asusta a Meñique. Hablan del caos y Bran le dice a Meñique “hay 246 palillos”. La cara de Meñique Gordo dándose cuenta de lo ventajoso que puede resultar Bran para jugar a las cartas es impagable. Bran es ahora un savant.

El reencuentro de las niñas

La mejora en la red de carreteras de los Siete Reinos ha permitido que Arya y Sonia vuelvan a verse las caras en un período de tiempo razonablemente corto. “El mundo es cada vez más pequeño y ahora tardas muy poco en ir de un sitio a otro”, dice Sonia. Las dos se quedan mirando sin saber muy bien qué decirse y luego discuten sobre qué hacer son su hermano Brandon, del que ninguna de las dos quiere hacerse cargo. “El tete patina”, dice Sonia susurrando.

“Ahora todos somos bastante inquietantes”, reconoce Arya, expresando lo que muchos pensaban pero pocos se atrevían a decir.

Anonymous

Los conflictos de HBO con los hackers son cada vez más problemáticos para todos porque tuvimos que aguantar el vídeo de un tipo con una máscara hablando en ruso con subtítulos en español latino amenazando con explicar todos los espoileres de lo que queda de temporada.

“Se andará con ojo”, dice Enano Chillón en la siguiente escena a modo de respuesta.

Por su parte, Luis, de Andamios Luis, sigue en Villaescamas intentando sacar adelante unos presupuestos sin compromiso que a todo el mundo le parecen muy altos. “Mis muchachos piden pan”, insiste Luis, de Andamios Luis. Al final se ve obligado a hacer bajar a la señora de la casa al sótano para enseñarle que es necesario sanear. “Alguien hizo cosas aquí que no deberían repetirse”, dice en referencia al alicatado.

Observaciones

  • Enano Chillón tiene el pelo ya directamente naranja. Una vez más huelga preguntarse: ¿Es esto un error de la HBO (debemos salir de la serie para hablar de la serie) o el personaje trata de decirnos algo?
  • La Daniela, la gitanita guapa de los dragones locos, arrasa en Coachella al llegar al campo con 500 integrantes del grupo Camela, que no dudan en encender hogueras porque su cultura es así.
  • A ver si vamos el año que viene a Vizcaya.
  • Brandon es el peor constructor de cabañas de árbol del mundo porque apenas ha avanzado nada en dos episodios.

Recuento de muertes:

24799 personas de derechas.

4188 personas de izquierdas.

En capítulos anteriores:

“Juego de Tronos” 7×01: Escándalo en Villaescamas
“Juego de Tronos” 7×02: Bajo la tormenta de spoilers
“Juego de Tronos” 7×03: Capítulo bastante bueno