El agua es el asesino silencioso del verano, así que si vas a ir a la playa o a la piscina sigue estos consejos para que nades con todas las garantías de seguridad:

  • Siéntete seguro atando a tu alrededor una cadena de hierro de 30 kilos.
  • Decir todo el rato ‘mírame mamá, mira lo que hago’, aunque tengas 53 años.
  • Acostumbra tu cuerpo al medio: bebe de vez en cuando agua sin azúcares ni aromas añadidos.
  • Crea el grupo de whatsapp “me estoy ahogando” y añade a todos tus amigos cuando veas que empiezas a tragar agua.
  • Evita los cambios de temperatura usando un traje de baño completo confeccionado con 15 bolsas de guardar los helados.
  • Sujétate fuerte al bloque de cemento que los hombres de Don Tallorini te han puesto en los pies.
  • No despiertes la ira de Neptuno e ignora los cánticos seductores de sus hijas.
  • El agua es principio de vida, acéptala y dale la bienvenida a tus pulmones.
  • Si estás en el mar, agárrate fuerte a la primera compresa flotante que veas para sentirte seguro.
  • Utiliza un boli Bic para agujerearte la tráquea y poder respirar bajo el agua.
  • Lleva un mechero encima: si el agua se vuelve peligrosa combátela con fuego.
  • Utiliza un flotador que haya cumplido todos los protocolos de seguridad de China.
  • Si te hundes empieza a excavar el suelo con las manos hasta encontrar una salida.

Volver a la sección