Durante las vacaciones es importante prestar atención a todos los detalles para disfrutar al máximo. Aquí tienes algunos trucos:

Ponte crema solar únicamente en la parte superior de la pierna, con forma cilíndrica, para que la gente piense que es la marca de tu enorme pene.

Juega con tu familia a la ruleta rusa de verano: pide una tapa de ensaladilla rusa en un chiringuito. El que muera primero al probarla, pierde.

Disfrázate de toro y paséate por Tordesillas.

Raya un coche con tu llave y observa cómo el propietario pega al “gorrilla”.

Aprovecha los pasatiempos de los diarios: busca una noticia trascendente en todo el periódico.

Sal de casa a las horas de más sol y sin hidratarte. Con un poco de suerte, un golpe de calor te mandará al hospital. ¡Cama y aire acondicionado gratis!

Si decides no viajar, repasa la película “Solo en casa” y coge ideas para atrapar a los ladrones que intentarán robarte este verano.

Comenta las fotos de Instagram de tus amigos que estén de viaje diciendo cosas como “A diez minutos de ahí había una heladería mejor” o “¡Ese restaurante es para guiris! ¡Id a Casa Charo, que es donde van los autóctonos!”.

Aprovecha para romper la monotonía y hacer cosas que nunca haces, como leer o tocarle la cabeza a un pelirrojo.

No salgas de casa y evita así el estrés posvacacional.