La industria aeroespacial ha presentado esta semana su nuevo modelo ‘Airbus Cerdo Ojos Locos Mark IV’, un modelo de aeroplano que, según sus creadores, representa la culminación de 110 años de constantes avances en materia de ingeniería aérea, aerodinámica, automoción y artesanía en papel maché. “Es un avión en el que caben seis personas y que adopta la forma de cerdo que sujeta una lata de Red Bull y que representa la cumbre de un sector que no ha dejado de crecer”, ha explicado su creador, Rubén Morente, de 34 años y vecino de Gijón.

“Es un modelo mejorado respecto a años anteriores y que completa la obra iniciada por los hermanos Wright hace 110 años, cuando el hombre se atrevió por primera vez a desafiar a los pájaros”, explica Morente, que pondrá a prueba el poderío aeronáutico de su artefacto durante el Día de las Alas de Red Bull el próximo día 3 de septiembre en Gijón.

“Nuestro aparato despegará desde una rampa situada a seis metros de altura y, desde el aire, miraremos hacia la historia de la aviación, honrando los logros en ingeniería de cientos de hombres y mujeres cuyo trabajo ha culminado en nuestro imponente avión con forma de cerdo bebiendo dos latas de Red Bull”, ha explicado el Rubén.

“Nos reiremos de las nubes y de los pájaros, demostrando que el ingenio humano es superior a cualquier obstáculo natural. Seremos dioses por unos segundos, reinando en el cielo justo antes de estamparnos en el agua”, ha añadido Morente con lágrimas en los ojos y mostrando los planos de su modelo, dibujados sobre una servilleta del Bar ‘La Reineta’.

Se espera que el ‘Airbus Cerdo Ojos Locos Mark IV’ permanezca en vuelo unos 2,4 segundos, lo que, según su creador, es una prueba más de que su diseño mejora al de los “obsoletos airbuses comerciales” que necesitan varias horas para completar su trayecto.