Pachá Barcelona

«Discoteca con clase y una gran atención al cliente»

★★★★

Habíamos escuchado buenas críticas de esta cadena de discotecas, pero no nos imaginábamos que tendrían camareros tan cachondos. Nada más entrar, nos recibieron al grito de «Qué pacha», y ahí ya nos partimos de risa. Durante toda la noche los camareros no pararon de hacernos reír con preguntas como: «¿Lo estáis pachando bien?» o «¿Pagaréis a pachas?». Menudos fenómenos.

CRISTINA RUIZ


Hotel Cható Desconfiette

«Todo está anclado a la pared para que no lo robes, incluso los trabajadores»


El hotel está bien, pero para evitar los robos lo tienen todo atornillado a la pared. Es difícil secarse porque la toalla está cogida con una cadena. ¿Los jaboncitos de regalo? Cogidos con una cadena. ¿El ascensor para subir al ático? Está atornillado a la pared y no se mueve. ¿La señora que limpia las habitaciones? Te pide que te hagas tú la cama porque está atornillada a la pared. Agradecería un poco más de confianza en el cliente.

MATILDE NIERGA


La sonrisa de un niño

«Esperaba más»

★★★

No sé si fue culpa del niño, que tenía los dientes sucios y se bababa un poco, o culpa mía por tener unas expectativas tan altas, pero la verdad es que no me pareció para tanto. Me habían hablado maravillas de la sonrisa de un niño, que pocas cosas se pueden comparar con eso, pero yo disfruté más viendo la etapa del Tour.

ANDREA GÓMEZ


El Arco del Triunfo

«Deseando que lo terminen»

★★★★★

Ya había visitado la Sagrada Família, la Casa Batlló y La Pedrera, pero cuando me encontré con el imponente Arco del Triunfo me quedé sin palabras. Este ambicioso proyecto me dejó fascinado. De momento, sólo han construido el arco, todavía no le han puesto la cuerda ni las flechas, pero cuando lo hagan promete ser una cosa espectacular. El guía que me explicaba todo sobre este majestuoso edificio lo hacía con tanta pasión y con tanta información que los 100 euros que le pagué me parecieron hasta poco.

FERNANDO ESTRADA


Circuito Montmeló

«Por favor, carretera sin salida»

★★

(Traducción automática) Alquila un vehículo para yo poder conduce mí misma hasta el aeropuerto sin precipitaciones. No pude manejarme a mí mismo para trabajar con el GPS, así que sólo trato de seguir las instrucciones en carretera. Yo perdida, eso por seguro, pues siento que conduciendo en círculos por las últimas dos horas. No hay coches, gradas vacías, lo cual es extraño para una carretera nacional. Sólo quiero llegar eventualmente a aeropuerto y vuelta a casa por amor de Pedro. Hay un raro hombre ondeando bandera roja señalándome fuera de carretera. La gente es mucho loca por estas partes.

BRENDA WALSH

El Mundo Today publica cada viernes en la revista OnBarcelona de El Periódico una selección de las reseñas que la capital catalana recibe en internet.