La compañía de automóviles Mercedes-Benz ha presentado hoy en Stuttgart la nueva bocina que a partir del próximo mes de septiembre estará disponible en todos sus concesionarios alrededor del mundo. La presentación ha corrido a cargo del presidente de la compañía, Dieter Zetsche, que ha acompañado sus explicaciones con la nueva bocina en la mano.

Zetsche ha explicado que “los avances en seguridad se han convertido en la prioridad del sector del automóvil, y la bocina es una pieza clave”. Por este motivo, la nueva bocina de Mercedes “incorpora un ‘Moooc’ más fuerte, diseñado para ser oído a mayor distancia”. La versión Classic de la bocina será la más económica y podrá adquirirse a partir de seis mil euros, según ha precisado el directivo. El acabado Avantgarde, con un sonido más deportivo, “como de bocina alejándose a toda velocidad y potenciando el efecto Doppler”, costará dos mil euros más. Finalmente, la versión más lujosa, Elegance, ofrecerá por doce mil euros el sonido más nítido de toda la gama, podrá hacerse sonar desde el móvil con una aplicación exclusiva y además se podrá conectar a los altavoces “bluetooth” del automóvil al que se quiera alertar, permitiendo que la bocina “suene directamente en el interior de la cabina del coche al que estamos avisando”.

Aunque se puede adquirir aparte, la marca recomienda comprar la nueva bocina junto con uno de sus coches, disponibles a partir de 26 mil euros. Sólo los modelos actuales son compatibles.

Los expertos del sector han aplaudido la nueva bocina del fabricante alemán pero han criticado precisamente que sólo sea compatible con los nuevos modelos de la marca y que no se pueda integrar en bicicletas ni transportar de forma cómoda en un bolsillo, pues se vende integrada en el interior de un volante de considerables dimensiones. “Puede transportarse haciendo rodar el volante por el suelo, pero es cierto que su uso está pensado para que se acople al salpicadero”, ha aclarado Zetsche. “Es la mejor bocina que hemos diseñado, su sonido es molesto y sofisticado a partes iguales”, ha reiterado.

Con la nueva bocina, el fabricante germano se apunta definitivamente a la nueva tendencia, iniciada por el grupo Volkswagen hace unos años, de sustituir gradualmente el tradicional “Piiip” por el “Moooc”, pese a que el primero aún puede encontrarse en modelos anteriores a 2016. La Unión Europea ha establecido octubre de 2020 como fecha límite para adaptar las bocinas antiguas a este nuevo sonido estridente.