El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este miércoles en su declaración como testigo en el juicio del caso Gürtel que nunca ha estado al tanto de la financiación ilegal del Partido Popular porque “yo me informo en la televisión pública”.

Según el mandatario, la existencia de una caja B en su propio partido y la constatación de que “la corrupción existía y era un asunto serio” no llegaron a su conocimiento “casi hasta que se me citó como testigo en este juicio”. Rajoy argumenta que “en los informativos se hablaba poco de todo esto y no se le daba una importancia capital, al menos no la que ustedes le están dando”.

El presidente del Gobierno insiste en que “lo que yo deducía de los medios de comunicación era que todo marchaba bien, que efectivamente estábamos saliendo de la crisis bajo mi mandato y poco más”. Añade también que “empecé a alarmarme por lo que está ocurriendo en Venezuela y claro, al lado de lo que está pasando allí nuestros problemas se me antojaron siempre relativos”.

Al llegar a La Moncloa tras su declaración en la Audiencia Nacional, Mariano Rajoy ha querido revisar su comparecencia pero sólo ha podido disfrutar de una receta de gazpacho de sandía que se emitía en esos momentos en TVE.