A las 09:47 de la mañana, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, llegaba a la Audiencia Nacional. Minutos después, se sentaba en el estrado para responder las preguntas de la acusación sobre su presunta participación en la trama Gürtel.

A continuación, destacamos las frases más interesantes de Mariano Rajoy (M.R.), así como de la acusación popular (A.P.).

A.P.: Buenos días, señor Rajoy.
Tribunal: Esa pregunta no es pertinente. Queda anulada.

A.P.: ¿Pagó usted un viaje a Canarias en el año 2004 que realizó con su familia?
M.R.: Ese señor del que usted me habla fue a esa isla de la que usted me habla con la familia de la que usted me habla. Eso es cierto. Ahora bien, ¿el dinero del que usted me habla? No sé de lo que usted me habla.
A.P.: Ese señor del que yo le hablo es usted, señor Rajoy.
M.R.: Ese señor del que usted me habla nada tiene que ver con mi persona. Nada tengo yo que ver con mi propio yo. Del mismo modo, que yo recuerde, nada tengo que ver con el Partido Popular.
A.P.: ¿Usted no es usted?
Tribunal: A ver, por favor, esta pregunta ya ha sido contestada hace un momento.

A.P.: ¿Qué tuvo que ver usted con los actos electorales de su campaña en los años 1994, 1995, 1996 y 2000?
M.R.: Mire… Yo no tengo nada que ver con estos años.
A.P.: ¿Qué responsabilidad tenía en estos años entonces?
M.R.: Le reitero que yo, en estos años, no estaba ni aquí ni en ningún sitio, que yo recuerde. Son años anteriores a mí.

A.P.: ¿Podría dar nombres de los colaboradores necesarios para la creación de una caja B en su partido?
M.R.: Sí, mire… Antonio. Antonio Abad Azpilicueta. Alberto Anaya Aguirre. Ana Alsina Alavedra. Araceli…
A.P.: Señor Rajoy… ¿Qué cargo ocupan estos individuos en el Partido Popular?
M.R.: Votantes.
A.P.: ¿Está acusando a sus votantes de la contabilidad en B de su partido?
M.R.: Me ha pedido usted nombres y yo le estoy dando nombres. Andrés Ayllón Romero, por ejemplo. Alfonso Antolín Cacho, Alberto González…
Tribunal: Es suficiente.
M.R.: … Vázquez.

A.P.: Señor presidente, usted dice que no tiene relación con Bárcenas pero le envió unos SMS dándole ánimos. ¿Cómo se explica eso?
M.R. Eeeeh… Mire… Movistar regalaba en aquellos momentos cien mensajes de texto al mes. Cien. A mí y a todos los abonados, quiero decir. Como comprenderá, yo contestaba todos los mensajes que recibía.

A.P.: ¿Era usted consciente de las obras de remodelación en la sede de Génova?
M.R.: Hombre, claro. Había unos señores con mono de trabajo. Estaba Luis, de Andamios Luis. Estaba también Pancho y el peruano que siempre va con él. Claro que era consciente.
A.P.: ¿Sabe cómo se pagaron esas obras?
M.R.: Imagino que con dinero.

M.R.: Esos temas los lleva mi marido.

M.R.: ¿Alguien ha comprado el Marca? ¿Se va Neymar?

Tribunal: Tiene la palabra María José Corchuelo, acusación popular y miembro de la Asociación Animalista de España.
A.P.: Señor Rajoy, como animalista, le pido que deje de marear la perdiz.
M.R.: Mire, yo soy muy respetuoso con las perdices. Tengo un primo que es una perdiz. Nunca le haría daño.

A.P.: ¿Es cierto que Bárcenas andaba a sus anchas por la sede del Partido Popular con su consentimiento y que incluso tenía plaza de aparcamiento?
M.R.: Eh… Mire… Yo por aquel entonces ya no estaba en la garita del párking. En épocas anteriores sí, pero no podía compaginarlo con mis otras responsabilidades, como comprenderá. Luego, si no recuerdo mal, pusieron a Tomás. Tomás sigue llevando este tema, que yo recuerde. Tomás el de la garita.

A.P.: Usted tuvo una reunión con Esperanza Aguirre el día…
M.R.: Yo no me acuerdo de las reuniones que tengo, oiga. Son muchas. ¿Me he reunido con Esperanza Aguirre en mi despacho? Sí, probablemente. ¿Me he reunido con Bárcenas en mi despacho? Es posible. ¿Me reuní con usted? Seguro que sí. Yo me reúno con todo el mundo. Al final todos nos reunimos con todos.