En un esfuerzo por encontrar “auténticas flores creciendo en el barro”, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, se ha sumergido como uno más en las favelas brasileñas en busca de jóvenes talentos del fútbol que pudiera reclutar para el Real Madrid. “Las auténticas joyas están aquí, entre los kalashnikovs y las guerras por el control de la venta de drogas”, ha explicado Pérez.

“No me da miedo todo esto, aquí me respetan, voy cada año”, ha declarado.

“¿Crees que encuentras a buenos profesionales sin moverte del despacho? No, tienes que venir al infierno. Tienes que mezclarte como uno más y dejar que confíen en ti. Tienes que ensuciarte las manos”, ha declarado a la prensa. Pérez no ha querido explicar dónde encontró a la estrella del Madrid Cristiano Ronaldo.

“Yo los encuentro aquí, les cubro de oro, les visto, les doy una educación, los moldeo… pero tienes que encontrarlos aquí”, ha explicado, insistiendo en que él en las favelas de Brasil, en los suburbios de São Paulo, es “conocido y respetado”.

“Fútbol, estrellas, fútbol, dónde”, ha preguntado el magnate español a un ciudadano de la calle agitando un fajo de billetes.

Al cierre de la edición, diversos medios especializados han informado que los mercenarios de Pérez y los de Ed Woodward, presidente del Manchester United, se han enzarzado en un tiroteo para disputarse una joven promesa de trece años llamada Abrahaminho Preto.