Una encuesta de Sigma Dos presentada esta mañana confirma que, por primera vez, Cruzcampo ha superado a la socialista Susana Díaz como líder más valorado en Andalucía. “La valoración de Cruzcampo ha subido como la espuma mientras que la líder socialista se ha calentado mucho a raíz de su derrota en las pasadas primarias”, detalla el informe. El conocido Gambrinus, que aparece sosteniendo una jarra en las etiquetas de la conocida marca de cerveza, transmite “más confianza e ilusión por el futuro que la presidenta andaluza”.

Desde la Junta de Andalucía quitan hierro a este dato asegurando que es estacional: “Con el calor veraniego la ciudadanía se rinde a las bebidas frías pero luego, tras la ola de calor, vuelve la reflexión, vuelve el socialismo y vuelve lo que es realmente conveniente para el futuro de esta comunidad”, en palabras de un portavoz del gobierno autonómico.

Los socialistas andaluces insisten en que Susana Díaz tiene “mucho más cuerpo” y que se elabora “con la fermentación del mejor socialismo tradicional cultivado por los barones del partido”. Mientras tanto, Cruzcampo hace campaña en la gran mayoría de bares y restaurantes andaluces, convirtiéndose en una figura imprescindible para entender la Andalucía de hoy.

“Si se fuerza a la gente a elegir entre una cerveza bien fría y el socialismo, nadie duda en decantarse por la bebida espumosa”, confirma Sigma Dos. “Las dos son malas a rabiar pero la cerveza al menos no gobierna”, argumenta uno de los encuestados. De hecho, la encuesta señala que, de celebrarse elecciones autonómicas en estos momentos, Shandy Cruzcampo derrotaría a Susana Díaz con un amplio margen de votos.

Susana Díaz ha interrumpido sus vacaciones convocando una reunión de urgencia para evaluar la situación. Ha encargado varios toneles de cerveza “y unas tortillitas de camarones para acompañar” con el objetivo de analizar al rival, “darle caña” y trazar una estrategia para recuperar el liderazgo.