Tras seis meses aguantando un insoportable silencio, un bebé argentino ha empezado a hablar en el interior del vientre materno esta semana. La primera palabra del feto, que todavía no tiene nombre, ha sido “viste”, y de ahí ya se ha arrancado a analizar la gestión del año y medio de Mauricio Macri como presidente de la República Argentina.

Los ginecólogos descubrieron que el bebé hacía gestos con las manos y movía los labios durante una ecografía. “La inspección de ultrasonidos detectó que el feto divagaba sobre la mejor manera de hacer un asado”, explica el doctor Matías Abermaister. Aunque se cree que el bebé lleva varias semanas hablando, la madre nunca escuchó nada porque, en los seis meses que lleva de embarazo, al vivir en Argentina, todavía no había conseguido estar en silencio y fijarse en el rumor que se oía en el útero.

Según la última prueba realizada en el Hospital Cecilia Grierson, el feto lleva horas hablando de Maradona en la concha de su madre. Fuentes cercanas al centro añaden que el bebé también habría dicho que “el boludo de Messi es un pecho frío y, como no salgamos campeones en el próximo mundial, lo cago a trompadas”. Tras lamentar que su madre “no le da bola”, el feto argentino ha descartado nacer con la barra bajo el brazo porque asegura “no tener un mango y eso del pan es un quilombo”.

Los expertos creen que los argentinos tienen tantas cosas que decir a lo largo de sus vidas que se están viendo forzados a empezar a hablar lo más pronto posible.