Javier Pastor, vallisoletano de 34 años, lleva atrincherado más de siete horas en el bar El Bebercio poniendo melodía a los titulares que aparecen en el faldón de la cadena de noticias CNN. Al parecer, Pastor, que muestra claros síntomas de embriaguez, confundió este canal de televisión con un karaoke.

“Le hemos dicho que debe irse a casa, que es hora de cerrar”, explica Rosa Molina, propietaria del local. “Pero siempre promete que una más y se va”, añade mientras el cliente ebrio canta los resultados de la Major League de béisbol. La cadena emite noticias 24 horas al día, por lo que, según Molina, “va para largo”. La única audiencia de Pastor son dos personas orientales que han abandonado sus labores en las máquinas tragaperras para contemplarlo, con los ojos vidriosos, mientras grita una frase de Theresa May a modo de estribillo: “Cada voto por el Partido Conservador me hará más fuerte”.

“La verdad es que canta como los ángeles”, reconoce Rosa. El vídeo que ella misma ha subido a YouTube con Pastor cantando las cotizaciones de Dow Jones a lo Tracy Chapman lleva más de dos millones de visualizaciones. “Es un pequeño milagro. Un ángel que Dios ha enviado a Valladolid”, reconoce.

En la puerta del local se han vivido momentos de tensión cuando los presentadores de Got Talent, Tu Cara No Me Suena Todavía y Tú Sí Que Vales han protagonizado una reyerta con navajas para intentar llevarse a Javier Pastor a su reality. Mientras esto ocurría, el “spanish infosinger” -así se le ha bautizado en las redes sociales- empezaba su octava hora musical con un animado “México pide a Guatemala la extradición de Javier Duarte” a ritmo del Despacito, de Luis Fonsi.