Las productoras audiovisuales tendrán que pagar más dinero a los actores que sobreactúen después de que la Unión de Actores y la Fapae, la patronal de los productores, hayan llegado a la conclusión de que “los que trabajan más tienen que cobrar más”. Al conocerse la noticia, los actores españoles se han arrodillado en el suelo y, con los puños llenos de arena, han jurado entre llantos que nunca más volverán a pasar hambre.

Fuentes cercanas a la Fapae confiesan que su junta directiva cedió cansada de no entender las reivindicaciones de los intérpretes. “Susurraban todo el rato, les pedíamos que hablaran más alto y no había manera, no vocalizaban y al final les dijimos que vale, que lo que ellos dijeran, pero que se acabara aquello”, comenta un portavoz de la entidad.

Aunque la noticia es muy positiva para el sector y muchos actores la han celebrado tirándose al suelo de rodillas con los puños en alto, hay otros que no saben muy bien cómo interpretar la medida. “Aceptar el dinero supondría aceptar que no actúo del todo bien”, ha expresado el actor David Pareja justo antes de sentarse a mirar cómo cae la lluvia a través de su ventana mientras niega una y otra vez con la cabeza apretando sus dientes con fuerza.

Además de este acuerdo, los sindicatos y la patronal también han decidido que, a partir de 2018, la Seguridad Social cubrirá todos los gastos médicos de los actores que resulten heridos al saltarse el guión.

Pese a las buenas noticias, la Unión de Actores ha querido recordar el sufrimiento de todos los actores que se ven obligados cada año, “y en pleno siglo XXI”, a ir a divertirse a El Hormiguero.