Cámara refrigeradora Mercadona calle Valencia

«Cuesta entrar pero vale la pena»

★★★

La encontré al ir a buscar unas pizzas congeladas y no dudé en meterme dentro. Entrar no fue fácil, tuve que sacar un montón de mierda que había dentro, como bolsas de gambas o cajas de croquetas. Pero una vez hice espacio estaba en la gloria. Lamentablemente, y aunque la cámara mantiene muy bien el frío, tanto los clientes como los trabajadores del supermercado son muy desagradables. Entre unos que abrían la puerta todo el rato para coger cosas y otros que me pedían que saliera de ahí cuanto antes, acabaron por amargarme la experiencia.

LAURA DOCAMPO


Prostíbulo Ramón

«Dicen que está bien pero yo no lo sé»

★★★★★

He oído que es muy exótico y que está bien de precio, pero yo no lo puedo asegurar porque jamás he estado allí. Parece que son profesionales porque, aunque te conozcan, no te llaman por el nombre, pero para mí es imposible saberlo porque nunca he tenido la necesidad de ir. Se supone que te reciben con una copa de cava y flores, pero vamos, por lo que me han contado, yo no tengo ni idea. Si hubiera ido, quizás volvería. Si hubiera estado, lo recomendaría encarecidamente.

RAÚL GÓMEZ


El grupo de WhatsApp de los primos

«No vuelvo»

No puedo recomendarlo: vine a este grupo porque me lo recomendaron (concretamente, mi primo Daniel) pero fue una decepción. Lo único que hay es gente gritando y escribiendo en mayúsculas. Muy mal ambiente, la verdad. Y, además, te encuentras con gente que parece que te conozca de toda la vida pero en realidad no hay tanta confianza. Me tuve que ir.

ÁNGELA ALONSO


Red de alcantarillado

«Ideal para desconectar»

★★★★

Decidí ir después de que un grupo de gente uniformada me persiguiera por la calle. Aunque es oscuro, huele mal y el agua te llega por los tobillos, es la manera más rápida de moverse por Barcelona, ya que apenas hay turistas. Si eres de los que no se quieren entregar a la autoridad después de cometer un delito grave, la red de alcantarillado es perfecta. Al salir la gente te mira, pero como estás lleno de mierda hasta arriba no te reconocen.

ALFREDO BLASQUEZ


Museo Camp Nou

«Yo no entiendo las esculturas»

(Traducción automática) Yo me acerca al Museo Camp Nou expectante de arte después de ver que se recomienda en diversidad de guías de turísticas. Tan pronto como llegué comprobé que el nivel cultural es mucho elevado. No pude entender nada. Las esculturas parecen tazas gigantes pero los otros visitantes maravillados con ellas. Numerosas camisetas y fotografías de gente en un prado. Me guían a vestuario donde no me permitieron hacer pis y gente saca fotos. No entiendo el arte catalán, yo tiene que culturizarme más para no desperdicio de tiempo nuevamente.

BRENDA WALSH

El Mundo Today publica cada viernes en la revista OnBarcelona de El Periódico una selección de las reseñas que la capital catalana recibe en internet.