Tras alcanzar la cima del Everest dos veces en sólo una semana, el montañista español Kilian Jornet ha fracasado en su intento de coronar El Corte Inglés de Plaza Cataluña, en Barcelona. El joven alpinista tuvo que ser rescatado ayer por la seguridad privada del lugar después de intentar llegar a lo más alto sin oxígeno y con varias bolsas de ropa. El deportista catalán explicó en su blog que seguramente fue poco previsor al no ir equipado con el material de escalada necesario.

Pedro Delgado, el sherpa encargado de la sección de perfumes de la quinta planta, se lo encontró totalmente desorientado en la zona de los probadores femeninos. “Su cuerpo mostraba signos de deshidratación y estaba a punto de desfallecer”, asegura. Kilian Jornet ya ha sido trasladado a un hospital cercano donde en estos momentos se recupera de una hipotermia provocada por el aire acondicionado tan alto del establecimiento.

“En la puerta me sorprendió una ventisca y luego el ambiente allí dentro, donde los perfumes, era prácticamente irrespirable, esto es muy duro”, explicó hace unos días Jornet por teléfono desde el campamento base de la zona tejana. Fue su última comunicación antes del rescate.

Según testigos presenciales, el montañista se confundió dos veces de escaleras mecánicas y, tras extraviarse en la sección de refrigerados, estuvo a punto de perder varios dedos por congelación. “Los encargados de seguridad lo consideraron una amenaza por su comportamiento errático”, explican fuentes cercanas a los grandes almacenes, pues Jornet llegó a subir y bajar hasta cinco veces las mismas escaleras. “A veces es mejor conocer la zona antes de lanzarse con retos tan peligrosos”, advierten desde El Corte Inglés.

Tras este fracaso, el cuatro veces campeón del mundo de “skyrunning” intentará resarcirse y ya ha anunciado que está preparándose para un nuevo reto que consistirá en completar todo el recorrido de Ikea durante un sábado por la tarde acompañado de su pareja y su madre.