El piloto asturiano Fernando Alonso es el flamante fichaje de la empresa de transporte Uber para esta temporada 2017. Alonso, que últimamente destaca por su conducción segura y sin prisas, se ha mostrado muy ilusionado en sus redes sociales. “Empieza una nueva etapa para mí. Muy ilusionado por poder conducir y hablar con otras personas”, ha dicho en Twitter.

“Creo en este proyecto. Estoy comprometido y quiero ser campeón del taxi con Uber. Este es mi único objetivo”, ha añadido. De este modo acallaba los rumores que le situaban en Cabify para la nueva temporada.

Su primera carrera, un trayecto desde el barrio de Huertas hasta el Corte Inglés de Plaza de Castilla, en Madrid, tuvo una salida espectacular. En un día marcado por las altas temperaturas y los fuertes vientos, Alonso, a bordo de un Seat Altea gris, completó 39 vueltas a la rotonda de Atocha, alcanzando los 21 kilómetros por hora.

Ya en el Paseo de la Reina Cristina, el asturiano fue capaz de colarse entre dos coches en recta, antes de llegar a la curva de incorporación a la M-30. Sin duda, una maniobra digna de los mejores. “Es importante mantenerte cercano al coche que va delante de ti para beneficiarte en la siguiente recta, por lo que fue muy útil”, revelaba luego. “Me siento bien y como lo esperaba”, agregó.

Sin embargo, un error del GPS le hizo salir antes de la vía de circunvalación para tomar la calle de Arturo Soria. Esto le llevó a perder mucho tiempo. Con este nuevo fiasco, Alonso firma su peor arranque de la historia desde que en 2001 se subió por primera vez a un Minardi. “Nunca en mi vida había tenido un coche con menos potencia”, lamentaba el piloto asturiano en un semáforo próximo a la estación de Chamartín.

Por su parte, Uber ha pedido disculpas por el servicio y ha pedido tiempo para que Alonso se adapte y llegue a ser el mejor. “Ni siquiera el mítico taxista Benito El Facha empezó con buen pie”, afirma su portavoz. “Pero en dos meses se sabía el callejero de memoria y nunca más volvió a cometer errores como ponerse en contra dirección o defender a Pablo Iglesias”, recuerdan.