El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha afirmado esta mañana en un encuentro de empresarios que “la economía española se encuentra en el mejor momento de crecimiento desde el inicio de la crisis”. El Producto Interior Bruto (PIB) está registrando un acelerón económico y los españoles han vuelto a vivir por encima de sus posibilidades, retomando con la ayuda de créditos bancarios una carrera de progresivo endeudamiento.

Este nuevo contexto permite, pues, al Gobierno dar por zanjada la dura etapa de crisis económica. Superado este largo periodo, las cajas de ahorros se han lanzado de nuevo a competir por la cuota de mercado con la laxa supervisión por parte de la autoridad monetaria y se atisba ya una nueva burbuja inmobiliaria “que ha retomado el brío de antaño”, en palabras de De Guindos.

El reto de la sociedad española es, según el titular de Economía, “dejar atrás la parálisis que arrastramos después de tantos años de recesión y lanzarnos a comprar vivienda aprovechando que las constructoras están sembrando el terreno propicio para la especulación y el endeudamiento”.

De Guindos confirma que la salud de la economía “es palpable y la gente está empezando a consumir y a aumentar su nivel de vida sin tener en cuenta el poder adquisitivo real, generando esa sensación de riqueza y bienestar fundamental para proyectar la imagen de una economía fuerte”.