El Caribe, San Francisco, París y “cualquier puto sitio que no sea este” lideran un año más el ranking de destinos vacacionales que los españoles hubieran preferido para pasar el verano en vez de tener que quedarse en casa una vez más.

Según datos del CIS, este año se producirán 182 millones de desplazamientos de unos comparadores de vuelos a otros, donde se efectuarán búsquedas de precios de aviones y hoteles que luego quedarán en nada, lo que supone un incremento del 3,7% respecto a 2016. Los españoles no podrán permitirse gastos de hasta 41.388 millones de euros en viajes, un 9,1% más que el año pasado, cuando se quedaron sin vacaciones por un margen un poco más reducido.

“Estaba entre Cuba y Argentina, pero al final me he decantado por estar jodido por no haberme podido ir de vacaciones a Sicilia, que quieras que no está más cerca”, explica uno de los ciudadanos que se tendrá que conformar con disfrutar de las fotos de enclaves paradisiacos disponibles “en un banco de imágenes de stock que me he pagado con los 60 euros ahorrados para este verano”.

Los más previsores ya han elaborado los álbumes de Facebook con imágenes libres de derechos de las vacaciones que no se han podido pagar y están listos para publicarlos en septiembre.