Asegurando que no tiene nada que ver y que no es un referéndum ni nada por el estilo, Carles Puigdemont ha pedido a los 7,5 millones de ciudadanos catalanes que se acerquen al Parlament el próximo viernes porque tiene “una duda”, según han informado fuentes de su propio partido, asegurando que el tema en sí “no tiene interés, es una curiosidad”.

“Nada, una tontería, una pregunta de sí o no, será un momento por catalán”, ha explicado Puigdemont, que no ha querido revelar la pregunta que quiere hacer porque es, según dice, “una de aquellas cosas que cuando las dices en voz alta o las cuentas fuera de tu entorno, pierden la gracia”. Ha querido transmitir un mensaje tranquilizador asegurando que lo que quiere consultar “no es algo que deba preocupar ahí fuera, en España, porque es una cosa nuestra interna”.

“Es una duda que tenemos desde el Govern, ni siquiera lo llamaríamos consulta es… nada, puñetas sin importancia, será un momento de nada”, ha declarado sin querer ofrecer más detalles y aguantando la risa.